California Los angeles 

Conclusión de la asamblea comunitaria de Los Ángeles sobre la ley de cierre de bares a las 4 a.m

California Alcohol Policy Alliance (CAPA)Alcohol Justice, el Institute for Public Strategies y Behavioral Health Services en Hollywood patrocinaron el jueves pasado una reunión comunitaria abierta y un debate para los residentes de Los Ángeles y West Hollywood sobre la posibilidad de permitir a los establecimientos que sirven alcohol en California permanecer abiertos hasta las 4 a.m.

El foro se organizó en respuesta al cuarto intento de la legislatura estatal en los últimos seis años para cambiar la política del estado sobre el horario de conclusión de la venta de alcohol en bares, restaurantes y clubes nocturnos. Al finalizar la animada y apasionada discusión, una abrumadora mayoría de los presentes quedó convencida de que la ley actual, SB 905, como las tres anteriores que fracasaron, propagará el consumo excesivo de alcohol, la pérdida de vidas, las lesiones y las molestias en todo el estado. También se anunciaron los próximos pasos: decir a los líderes electos de California y al lobby en favor del “entretenimiento de trasnoche”: ¡Frenen la ley de cierre de bares a las 4 a.m.!.

El panelista Carson Benowitz-Fredericks, gerente de investigación de Alcohol Justice, presentó datos que revelan lo siguiente:

En una declaración escrita, el concejal de la ciudad de Los Ángeles Paul Koretz expresó: “Aunque queremos que nuestros negocios locales prosperen, servir alcohol hasta las 4 a.m. no hará bien alguno. Si esto se aprueba, podemos esperar que haya más fatalidades por conductores alcoholizados, más lesiones por manejar en estado de ebriedad y más muertes relacionadas con el alcohol”. Y agregó: “Ningún distrito es una isla, y es escandaloso decir que esta es una ley que queda a discreción local, cuando su impacto se propagará por las jurisdicciones adyacentes, que tendrán que afrontar el costo de la muy cara ley de seguridad pública: el costo de la vida y la muerte”.

Un análisis, evaluado por expertos, de la U.S. Community Preventive Services Task Force, presidida por el Dr. Jonathan Fielding, M.P.H., M.A., M.B.A, Profesor Distinguido de la Escuela de Salud Pública Fielding de la UCLA y la Escuela de Medicina Geffen de la UCLA, reveló que cada aumento de dos horas en los horarios de cierre da como resultado más lesiones por colisiones de vehículos y más ingresos en salas de urgencia (Hahn y otros, 2010).

Otra panelista, la Dra. Deborah Allen, ScD, subdirectora de la Oficina de Promoción de la Salud del Departamento de Salud Pública del Condado de Los Ángeles, presentó datos convincentes de Alcohol Outlet Density and Alcohol-Related Consequences by City and Community (Densidad de venta de alcohol y consecuencias relacionadas con el alcohol por ciudad y comunidad) en el Condado de Los Ángeles, 2013, un informe del departamento publicado en 2016.

“Los Ángeles y West Hollywood tienen una altísima densidad de bares, clubes y restaurantes que ya influyen en la seguridad y la habitabilidad de nuestros vecindarios”, afirmó Sarah Blanch, directora regional del Institute for Public Strategies. “Las comunidades en las que vivimos y trabajamos están preocupadas por la posibilidad de que aumenten más los problemas relacionados con el alcohol si este se vende durante más horas”.

Gilbert Mora, coordinador de prevención de Behavioral Health Services en Hollywood, comentó: “La investigación es clara. Extender el horario de cierre y eliminar restricciones para los horarios de venta se asocia con incrementos en los problemas graves relacionados con el alcohol, entre ellos, violencia, ingresos en salas de urgencia, conducción afectada por el alcohol y choques de vehículos”.

En California, más del 75% de las muertes relacionadas con el alcohol son consecuencia de homicidios, envenenamiento, caídas y colisiones vehiculares, y todo ello podría aumentar si se extendiera la hora usual de corte del consumo desenfrenado de alcohol hasta las 4 a.m. El nivel de embriaguez sigue aumentando entre 30 y 90 minutos después de la última copa, de modo que, para muchos conductores que bebieron hasta las 4 a.m., el pico de ebriedad podría ser a las 5 o a las 5.30 a.m., que es un horario usual de comienzo de la jornada laboral para los trabajadores de muchas partes del estado.

“Los efectos acumulativos negativos sobre nuestras comunidades ya han empezado a degradar nuestra calidad de vida y la seguirán degradando”, dijo el panelista Oren Katz, concejal vecinal de Hollywood Hills West. “No podremos conseguir, como querría nuestro alcalde, ‘calles caminables’, si nuestro departamento de policía está tan adelgazado, si estamos en medio de una crisis de vivienda cada vez mayor, si tenemos que ocuparnos de regular la legalización de las drogas y si tenemos que luchar contra la propuesta de extender el horario de autorización de venta de alcohol hasta las 4 a.m.”.

Hay una audiencia sobre la SB 905 en el Comité del Senado de California sobre Organización Gubernamental programada para el martes 13 de julio de 2018. Se anima a todos aquellos que se oponen al cambio de la política de horario para la venta de alcohol en California a visitar AlcoholJustice.org y TAKE ACTION para decir a los miembros del comité que frenen la SB 905 y elijan las vidas de California por sobre el comercio dedicado a la vida nocturna.

Related posts

Leave a Comment