You are here
Cómo prepararnos para su primer año escolar Ediciones especiales 

Cómo prepararnos para su primer año escolar

En la primera infancia, todo es nuevo para los niños y son los padres y cuidadores los únicos que pueden ayudarles con el apoyo y la comprensión que ellos necesitan en este proceso de iniciación escolar.

La integración del niño en una escuela o colegio debe realizarse de forma secuencial, respetando ciertos procesos normales del cambio, sin prisas ni agobios. Es importante respetar los tiempos y las exigencias de cada niño en particular, ya que todos los niños son diferentes y sus respuestas conductuales y emocionales ante cada situación también será diferente, es recomendable evitar hacer comparaciones.

El proceso de adaptación a esta nueva etapa en la vida de sus hijos, debe de ir acompañado de paciencia, pero también de afecto, dedicación y comprensión de su parte; Las siguientes recomendaciones pueden ser de beneficio para superar esta situación de forma positiva y con naturalidad:

1. Permitirle que se familiarice con el horario, estableciendo actividades educativas en el hogar, utilizando un horario que simule el horario establecido por el colegio desde antes de escolarizarlo.
2. Objetos de apego. Deje que su hijo lleve su juguete preferido, o algo que le sea familiar y le mantenga unido con su hogar, al menos por los primeros días.
3. Despedidas rápidas. Evite prolongar las despedidas en exceso. Hay que transmitir seguridad al niño y evitar dramatismos. Su hijo debe saber que dentro de un rato volverá a recogerle.
4. Motivación y ánimo. Al salir de la escuela, dedique tiempo a su hijo, jugando con él. Es importante que descubra que lo que hace en el centro no es tan distinto de lo que hace habitualmente en casa. Anímele a compartir las experiencias que aprende en la escuela. Y demuestra alegría y entusiasmo por sus progresos.
5. Entradas y salidas. Es conveniente que la madre o el padre vayan a llevarle y a recogerle. Esta rutina le proporcionará seguridad y, además, se acostumbrará antes al cambio. De no poder ir los padres, es recomendable, comunicarle a sus hijos quien será el encargado de irlo a recoger.
6. Proporcional un ambiente relajado. Para una mejor adaptación del niño al colegio es conveniente que su día no empiece con prisas o agobios por salir de casa. Procure despertarle con tiempo para que desayune tranquilamente y se dirija sin agobios al colegio y facilitarle un inicio del día beneficioso para él.

El primer día de escuela es algo difícil para cualquier niño, por lo que no es nada raro ver llanto y resistencia de los menores para quedarse en el colegio al inicio de curso, especialmente en los grados de kínder.
Es muy común que esto suceda en niños entre los 3 y 5 años de edad, en especial cuando se trata del primer hijo en un matrimonio, algunos pueden experimentar angustia en un inicio y manifestarlo por medio de llanto y ese deseo de no ir a la escuela, sin embargo pueden suceder diferente tipo de respuestas emocionales y conductuales ya que no todos los niños manejan sus emociones de la misma manera.
El tiempo promedio que un niño presenta estos problemas de angustia por la separación de sus padres al ir al colegio, es de 6 a 15 días. Luego de este tiempo prudencial, lo normal es que los niños se adapten a su entorno, se sientan seguros y se extinga la angustia.
Si su niño insistentemente no quiere ir al colegio después de un tiempo razonable, es recomendable que hable con el profesor encargado para conocer como es la interacción de su niño con los compañeros, si socializa, si juega o comparte, ya que de eso dependerá también en gran medida su desarrollo dentro de la escuela.
Cuando ya comprobamos que el entorno es positivo y seguro, lo recomendable es ignorar ciertos comportamientos menores en los niños, evitando reforzar negativamente esta conducta, dándole mayor atención de lo que merece; lo recomendable es reforzar únicamente las conductas positivas, siendo pacientes al proceso de adaptación; si los síntomas persisten es necesario realizar diferentes técnicas de intervención acompañadas de un especialista.
Inicialmente puede ser que los padres se sientan preocupados y frustrados ya que el proceso de adaptarse eficientemente a la realización de las tareas puede ser complicado, sin embargo es recomendable entrenarlos y acostumbrarlos a trabajar en base a agendas, que sepan seguir indicaciones y cumplir sus responsabilidades antes establecidas; si desde el inicio de su etapa educativa se trabaja con ellos en orden, cumpliendo con horarios y entrenándolos para que cumplan indicaciones, no tendrán problema para que las cumplan en un futuro.

Por: Katherine González Sensente, Psicóloga
Contacto: FB. CHILD
Tel. 2264-7417/78943781

Related posts

Leave a Reply

         ¡Suscribete y recibe!

Ingresa tu email y compartamos juntos,