You are here
La gobernadora que dijo basta al matrimonio infantil Social 

La gobernadora que dijo basta al matrimonio infantil

Corresponsal/Sara Escobar

Theresa Kachindamoto viaja por las aldeas en Malawi para evitar bodas y rituales de iniciación sexual de menores  y relata lo que vivió “Vi a una niña con un bebé en brazos que no dejaba de llorar y le dije que lo llevara con su madre. Ella me miró y me dijo ‘yo soy su mamá’. Me sorprendí mucho y le pregunté su edad. Tenía tan solo 12 años. Su marido, que tenía 13, jugaba un partido de fútbol cerca de donde estábamos”, cuenta la malauí Theresa Kachindamoto, quien reconoce que esa noche no logró conciliar el sueño. Ese momento se remonta al año 2003, días después de que fuera elegida como autoridad tradicional de su comunidad.

Theresa descendiente de jefes tribales, nunca había soñado en convertirse en tal. Siendo la menor en una familia de 12 hermanos y además mujer, tenía todas las papeletas para no serlo. Trabajaba como secretaria en un colegio de Zomba, en la región sur del país, cuando algunos de sus familiares fueron a buscarla para que se convirtiera en la máxima autoridad de unas 500 aldeas en Dedza, un distrito más al norte del que su familia es oriunda. “Te queremos a ti como líder para poder cambiar la situación de las niñas”, le dijeron los más mayores. En la ley de Malawi, los jefes tribales son los guardianes de las tradiciones. Unos 300, de los cuales solo una treintena son mujeres, tienen el poder de cambiar o abolir prácticas culturales. Kachindamoto tenía por delante la misión de acabar con los matrimonios infantiles y defender los derechos de las niñas. Algo por lo que aún hoy sigue luchando.

Foto: globalcitizen

Related posts

Leave a Comment

         ¡Suscribete y recibe!

Ingresa tu email y compartamos juntos,