You are here
Empresarios Salvadoreños en el exterior son sinónimo de éxito El Salvador Social 

Empresarios Salvadoreños en el exterior son sinónimo de éxito

En la década de los 80, el conflicto armado en El Salvador, fue una causa muy fuerte para que muchos salvadoreños, buscaran un mejor lugar para vivir y tener oportunidades rentables de crecimiento y estabilidad económica, por ende eso les llevó a emigrar hacia los Estados Unidos, en busca del sueño americano.

Un ejemplo claro de superación es, Josué Alvarado, un empresario salvadoreño en el área metropolitana de Washington, que a raíz de esos sucesos desafortunados en El Salvador, tuvo que irse al extranjero en el año de 1986. Una vez instalado en la nación norteamericana, el siguiente paso era ver que se podía hacer para ser productivo. Tocando puertas, Josué conoció otros empresarios y se dio cuenta que había una forma de llevar productos nostálgicos a los compatriotas en aquella nación.

En la actualidad, Río Grande, la empresa de Josué, es la exportadora y distribuidora de todos los productos salvadoreños a nivel de todo Estados Unidos y Canadá, teniendo además, una distribución directa en 22 estados, haciendo cobertura especial donde están las comunidades de salvadoreños. Entre los productos que ofrecen esta la alimentación básica como quesos, cremas, en fin todo lo que los compatriotas en el extranjero añoran de su pulgarcito de América.

En relación con su empresa, Josué Alvarado, también dedica parte de su atención a El Salvador, a través del proyecto ‘‘Trabajemos por la paz’’, bajo la idea de rehabilitación de jóvenes que han estado expuestos a temas de violencia. Desde el año 2009, la iniciativa ha avanzado favorablemente, apoyándose en las iglesias de comunidades que poseen contextos marginales y de carácter pandilleril. Se toman niños desde primer grado en comunión con sus padres para poder formales como entes pensantes, que proyectarán un futuro prometedor a El Salvador.

Pie de Foto: Matemáticamente, el éxito se presenta como la suma de pequeños esfuerzos, multiplicados día por día.   

Foto: Ejempla.

Related posts

Leave a Comment

         ¡Suscribete y recibe!

Ingresa tu email y compartamos juntos,