You are here
Homenajea al inventor del fusil Kaláshnikov Internacional 

Homenajea al inventor del fusil Kaláshnikov

Mijáil Kaláshnikov, inventor del legendario fusil que lleva su nombre, ya tiene su monumento en Moscú, una estatua tan controvertida, recargada y pomposa como la del príncipe Vladímir (creador de un Estado ruso medieval), que fue inaugurada en noviembre de 2016. Estas dos muestras del nuevo arte oficial con el que está siendo decorada la capital rusa son obra del escultor Salavat Scherbakov.

Kaláshnikov murió en 2013 a los 94 años en la ciudad de Izhevsk, en cuya industria de armamento había trabajado en secreto durante décadas, produciendo y perfeccionando su principal invento, el AK-47, que diseñó en 1947, a partir de su experiencia en la Segunda Guerra Mundial. Este fusil es considerado un modelo de sencillez y eficacia a bajo precio y el arma más producida de toda la historia

Según dijo el ministro de cultura, Vladímir Medinski, en la ceremonia de inauguración del monumento, que coincidía con la celebración del Día del Armero. Con este motivo se inauguraba otro monumento a un ingeniero militar en la provincia de Tula, cuna de las armas rusas.

El monumento a Kaláshnikov consiste en una estatua de cinco metros que sostiene un AK-47 en sus brazos y se sitúa sobre un pedestal de cuatro metros. Detrás, figura un globo terrestre y la estatua de un San Jorge clavándole una lanza a una serpiente.

El escultor Scherbakov admitió que muchos habían deseado que la estatua de Kaláshnikov no portara armas, pero él decidió representarlo de modo que mira “a su fusil como si fuera un objeto de arte, por ejemplo como a un violín Stradivarius”. El fusil pasará a la historia como “símbolo de esperanza”, dijo a su vez el jefe de la corporación militar Rostec, Serguéi Chémezov, que exhortó a los jóvenes a imitar el ejemplo de “desinteresada y entregada actitud hacia su trabajo y su patria

Related posts

Leave a Comment

         ¡Suscribete y recibe!

Ingresa tu email y compartamos juntos,