You are here
Francisco González, “el Chele” de la radio Entrevista 

Francisco González, “el Chele” de la radio

Fue criado por sus abuelos en un hogar con mucho amor, jugaba pelota en las calles de su vecindario, estudió en los liceos Cristiano Central y Cristóbal Colón de San Salvador, comenzó su carrera en la radio por casualidad y sufrió la tragedia de sus compatriotas durante los dos terremotos que azotaron a El Salvador a principios de 2001.

Es Francisco “el Chele” González, uno de los “reyes de la mañana” el programa estelar que transmite la emisora La Nueva 87.7, un popular show que entretiene a diario al radioescucha del área metropolitana de Washington, con la conducción de González, César García y Lisbela López.

Y aunque maneja todas las madrugadas desde su hogar en Gainesville, VA, hasta Silver Spring, MD, para estar listo para el show que comienza a las 6am, “Chele” González visitó El Tiempo Latino el mediodía para, como uno de los “reyes de la mañana”, compartir con los “reyes del periodismo”, según comentó.

“Me crié con mis abuelos y la verdad es que no me puedo quejar. Tuve una infancia muy alegre, llena de mucho amor que es lo importante para la familia”, dijo “el Chele” González al recordar su infancia en San Salvador, ciudad en la que “jugaba pelota y veía pasar a Lisbela López”, hoy su compañera de trabajo, “quien comenzó muy joven su carrera” en El Salvador, aclaró González, evidentemente convencido de no querer entrar en detalles sobre las edades de los animadores del show.

Aun así, explicó que cuando estudiaba secundaria “era uno de los que siempre estaba metido en todo” y lo mandaron a una radio a hacer una publicidad para una de las fiestas que tenían.

Posteriormente le surgió su primera oportunidad porque el director de la emisora en ese momento le dijo: “oye no te escuchaste tan mal, ¿te gustaría aprender?” y fue así como “el Chele” inició mi carrera en los medios de comunicación.

“Muchos dirían que fue de casualidad, pero la verdad es que eso hoy en día es lo que me da de comer. Estoy feliz de esa casualidad, de esa persona que Dios puso en mi camino para que lograra llegar a donde he llegado. Después salté a televisión en noviembre del año 2000”, recordó.

Ese trabajo en la televisión no sólo ayudo a González a diversificarse y crecer como profesional. También creció como persona al sensibilizarse con el sufrimiento de sus compatriotas.

El Salvador fue víctima el 13 de enero y el 13 de febrero de 2001 de dos fuertes movimientos sísmicos que afectaron gravemente a varios departamentos y dejaron entre los dos más de 1200 muertos.

Durante el primer terremoto hubo un alud de tierra que acabó con la vida de cientos de salvadoreños en la Colonia “Las Colinas”.

“Fui de los primeros en llegar a Las Colinas y ver a toda esa gente desesperada, aterrorizada buscando a sus familiares, traté de ayudar y excavar para encontrar a alguien con vida”, recordó “el Chele” visiblemente emocionado.

Sin lugar a duda el tiempo ha pasado, mismo que lo ha convertido en un profesional destacado en ahora su nueva residencia Estados Unidos, “El chele” se vio en la necesidad de emigrar a dicho país por cuestiones personales, junto a su hijo, nos relata que no fue fácil y como en todos los países se sale a delante a base de trabajo.

“cuando vine a este país toque muchas puertas, no me fue fácil porque siempre era la misma respuesta: ya estamos completos, nosotros te llamamos… pero como yo nunca me doy por vencido, toque muchas puertas hasta que finalmente gracias a Dios se me abrió una en la radio la nueva, sin dudarlo acepte y aprendí de como se trabajaba, poco a poco me fui ganando el cariño de la gente”

No solo los salvadoreños que viven en Estados Unidos le tienen cariño y aprecian el trabajo del profesional, ya que constantemente es invitado a su país El Salvador para que sea maestro de ceremonia en eventos de empresas privadas, reinados de departamentos, etc.

“amo mi trabajo, y mi consejo es para todos los que tenemos un sueño es trabajar hasta conseguirlo, siempre se sufre, pero s aprende a base de experiencias y de lecciones que nos deja cada puerta que se nos cierra”.

Es de esta manera en como “El chele González” finaliza la entrevista quien amablemente compartió para el periódico día a día news, haciendo la invitación a todos los “compatriotas” a siempre soñar en grande, porque hay que brillar en todos lados, siempre demostrando la fortaleza de un buen salvadoreño.

Related posts

Leave a Comment

         ¡Suscribete y recibe!

Ingresa tu email y compartamos juntos,