You are here
CIDH pide despolitizar elección de magistrados El Salvador 

CIDH pide despolitizar elección de magistrados

La primera vicepresidenta de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), Margarette May, reiteró la crítica al sistema interamericano para la elección de jueces que pasa por instancias políticas, como el caso de El Salvador.

Según la técnica, esa dinámica de designación pone en riesgo la independencia de los jueces, por lo que afirmó que el reto de estos sistemas es cerrar filas en los filtros previos a la decisión política para evitar la discrecionalidad y que se cumplan los requerimientos mínimos en los perfiles de los futuros jueces.

May desarrolló la semana pasada una ponencia organizada por la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) sobre los estándares establecidos por la CIDH para la elección de magistrados de altas cortes.

En este evento también participaron como expositores los representantes de la academia y la presidenta del Consejo Nacional de la Judicatura (CNJ), María Antonieta Josa de Parada.

“Las designaciones no deben ser percibidas como negociaciones de cuotas partidarias. La transparencia juega un papel clave para evitar discrecionalidad. La CIDH recomienda un marco regulatorio que defina los requisitos, méritos y garantías de no discriminación”, dijo May.

La relatora de la CIDH para El Salvador acotó que no es recomendable, según los estándares de la comisión, que las elecciones de magistrados de la Corte coincidan en el tiempo con las elecciones de cargos públicos, ya que se corre el riesgo de politizar de más el proceso de designación. En El Salvador, el próximo año se llevarán a cabo las elecciones municipales y legislativas, meses después la Asamblea Legislativa deberá elegir a cuatro magistrados de la Sala de lo Constitucional y uno de la Sala de lo Civil.

May dijo que mientras se mantenga este sistema politizado en la elección de funcionarios de segundo grado se pueden utilizar ciertas salvaguardas como: buscar el máximo consenso posible en la toma de decisiones políticas y ampliar los niveles de escrutinio público durante el proceso.

La diplomática hizo un llamado ayer a incluir en el proceso de selección de magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) a grupos sociales históricamente excluidos, que a su juicio, no tienen representación en el sistema de justicia de varios países de Latinoamérica.

“La CIDH nota con preocupación que las mujeres no tienen acceso equitativo a lugares en las altas cortes del poder judicial”, dijo la diplomática.

May también se refirió a la necesidad de mantener amplios plazos de vigencia de los nombramientos de funcionarios judiciales para que su actuar no se vea afectado por problemas de estabilidad laboral o esté sujeta a una próxima ratificación.

La vicepresidenta vinculó sus opiniones a un informe de la CIDH publicado en 2013.

5 magistrados propietarios e igual número de suplentes deben ser elegidos el próximo año. Cuatro de ellos conformarán la nueva Sala de lo Constitucional.

años es el período establecido en las leyes salvadoreñas que debe durar el mandato de un magistrado electo y designado a cualquier sala.

 

Related posts

Leave a Comment

         ¡Suscribete y recibe!

Ingresa tu email y compartamos juntos,