You are here
Pólvora incrementa contaminación de la calidad del aire  El Salvador 

Pólvora incrementa contaminación de la calidad del aire 

El aumento de partículas de pólvora en la atmósfera puede dañar la salud humana y el medioambiente. En años anteriores la calidad del aire llegó hasta valores peligrosos. La quema de pólvora podría generar incendios forestales.

Según datos del Ministerio de Medio ambiente y Recursos Naturales (MARN), en los últimos años se registraron niveles alarmantes de contaminación durante las festividades debido a la quema de pólvora en el área metropolitana.

En la Navidad y Fin de Año de 2015 y 2016, los parámetros de medición que establece el Índice Centroamericano de Calidad del Aire (ICCA) alcanzaron valores de “dañino y peligroso” y “dañino y muy dañino”, respectivamente, es decir, los niveles más extremos en la tabla de medición.

Las horas en las que se elevaron estos parámetros fueron a partir de las 11:00 de la noche del 24 y el 31 de diciembre y las primeras dos horas del 25 de diciembre y el 1 de enero.

Las partículas que produce la quema de pólvora y que quedan flotando en el aire pueden poner en peligro la salud humana, ya que son aspiradas y pueden incrementar las enfermedades respiratorias.

Incluso la aspiración de estas partículas que son casi invisibles al ojo humano debido a que son 20 veces más pequeñas que el diámetro de un cabello humano, pueden ser el detonante de enfermedades cancerígenas.

Según Claudia Salazar, técnica en calidad del aire del Observatorio Ambiental del MARN, la población “quema pólvora por un tema cultural, lo ideal sería no realizar esta práctica, tanto para evitar la afectación a la salud (enfermedades respiratorias y niños y adultos quemados) como para frenar la contaminación ambiental”, enfatizó Salazar.

Salazar explicó que las partículas de pólvora pueden llegar directamente a los pulmones y afectar la salud de las personas con padecimientos respiratorios y cardíacos.

Peligro de incendios forestales

La quema de pólvora es una actividad que no está permitida en ningún Área Natural Protegida (ANP) del país, ya que esta actividad podría generar incendios forestales.

Javier Magaña, gerente de ANP del MARN, explicó que los incendios forestales degradan y destruyen los ecosistemas que sirven para la alimentación, refugio y hábitat de innumerables especies de fauna silvestre.

Related posts

Leave a Comment

         ¡Suscribete y recibe!

Ingresa tu email y compartamos juntos,