You are here
Hasta marzo de debatirá el futuro de DACA Estados Unidos 

Hasta marzo de debatirá el futuro de DACA

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, reconoció este viernes la necesidad de trabajar de forma bipartidista con los demócratas, pero insistió en su postura de que “no hay emergencia” para debatir el futuro de DACA y los Dreamers hasta marzo de 2018.

Al iniciar el receso legislativo de diciembre, McConnell convocó una rueda de prensa pensada, sobre todo, para destacar los logros de su bancada en 2017, incluyendo la aprobación de una polémica reforma fiscal de $1,5 billones, y una ley de gastos que evitó el cierre del gobierno pasada la medianoche de hoy.

Preguntado sobre la posibilidad de un acuerdo en torno al programa de “acción diferida” (DACA) de 2012, que ha protegido a cerca de 800,000 jóvenes indocumentados de la deportación, McConnell expresó optimismo en que los republicanos y demócratas puedan negociar una solución consensuada pero, según insistió, no hay prisa.

“No hay tanta emergencia, no hay emergencia hasta marzo. Seguiremos discutiéndolo”, dijo McConnell.

El senador de Kentucky se refería a que, al anunciar el desmantelamiento de DACA el pasado 5 de septiembre, la Administración Trump dio plazo al Congreso hasta el 5 de marzo de 2018 para encontrar una solución legislativa permanente.

Las negociaciones entre bambalinas que realizan ambos partidos se han estancado porque el presidente Donald Trump y sus aliados republicanos en el Congreso insisten en incluir elementos de la seguridad fronteriza que no cuentan con el apoyo de la base demócrata.

McConnell reconoció que el debate migratorio ha afrontado trabas “durante años”,  pero subrayó que, a su juicio, es mejor proceder con cautela para lograr la firma de una legislación consensuada.

“No queremos simplemente dar vueltas y no mostrar resultados”, aseguró.

Aunque McConnell y su contraparte en la Cámara de Representantes, Paul Ryan, consideran que el plazo de Trump les da margen de negociación, tanto los “Dreamers” como sus aliados aseguran que, desde el desmantelamiento de DACA, 122 jóvenes indocumentados están perdiendo a diario sus permisos y quedan expuestos a la deportación.

Los activistas “Dreamers”, que hoy concluyeron dos semanas de actos protesta en Washington,  reiteraron su exigencia de que el Congreso apruebe el “Dream Act” el mes próximo, ahora que la ley de gastos del gobierno omitió esa iniciativa.

Por otra parte, McConnell reconoció la necesidad de trabajar de forma bipartidista, tomando en cuenta que, salvo contadas excepciones, su partido necesitará el apoyo de los demócratas para lograr 60 votos y así aprobar la mayoría de las legislaciones.

“Algo que se puede decir de este año es que fue muy partidista”, dijo.

Sus declaraciones se produjeron en unos momentos en que la aprobación de la reforma fiscal y sus masivos recortes de impuestos –sesgados principalmente hacia las corporaciones y millonarios- ha sentado mal entre la mayoría de los estadounidenses.

Además, varias encuestas señalan que la opinión pública apoyaría que los demócratas recuperen al menos una de las dos cámaras del Congreso en los comicios legislativos de mitad de término en 2018.

Los republicanos no lograron, pese a varios intentos, anular “Obamacare”, una promesa que hicieron a su base desde 2010 y que también ayudó a Trump a ganar la presidencia.

No obstante, y por maniobras parlamentarias el año pasado, los republicanos sí lograron la confirmación del juez conservador Neil Gorsuch a un puesto vitalicio en el Tribunal Supremo, y decenas de jueces federales, también de corte conservador.

McConnell se congratuló de que su bancada revirtió más de una decena de regulaciones de la Administración Obama y confirmó a miembros del Gabinete presidencial que continuarán ese proceso para impulsar el crecimiento económico.

A su regreso la semana del próximo 3 de enero, los republicanos seguirán controlando el Senado aunque con una ventaja reducida por un escaño, de 51-49, tras el triunfo del demócrata Doug Jones en Alabama.

En ese sentido, McConnell tuvo duras críticas para el exasesor político del presidente Donald Trump, el ultraconservador Steve Bannon, que promovió en Alabama la candidatura del exjuez Roy Moore, quien nunca pudo sacudirse las acusaciones de acoso sexual de menores en la década de 1980.

Pese al apoyo de Trump, Moore perdió la reñida contienda contra Jones, en un estado donde durante décadas los republicanos han dominado el paisaje político a nivel estatal y federal.

“El genio político que presenciamos, al desperdiciar un escaño en el estado más rojo (más conservador) de EEUU es difícil de ignorar”, dijo McConnell, quien había insistido en que Moore abandonara la contienda.

La segunda sesión del Congreso afrontará una serie de tareas pendientes que, además del “Dream Act”, incluyen un aumento en los gastos de defensa, un aumento en el techo de la deuda nacional, y un paquete de $81,000 millones para los estados afectados por desastres naturales.

Related posts

Leave a Comment

         ¡Suscribete y recibe!

Ingresa tu email y compartamos juntos,