You are here
Trump está dispuesto a “asumir consecuencias” de acuerdo sobre “DACA” Estados Unidos 

Trump está dispuesto a “asumir consecuencias” de acuerdo sobre “DACA”

En un año electoral en el que su partido se juega el control del Congreso, el presidente Donald Trump afirmó este martes que está dispuesto a “asumir las consecuencias” por ataques de su base contra un acuerdo bipartidista para los “Dreamers”, lo que generó críticas de ultraconservadores.

Trump se reunió por más de dos horas en la Casa Blanca con 25 legisladores de ambos partidos y ambas cámaras del Congreso para tratar de acercar posiciones sobre asuntos migratorios, tras el desmantelamiento del programa de “acción diferida” (DACA) de 2012.

Durante el inédito encuentro, que fue televisado por casi una hora con periodistas presentes en el “Salón de Gabinete”, Trump intercambió ideas con los legisladores sobre cómo moldear un acuerdo bipartidista que legalice a los “Dreamers” y simultáneamente ayude a reforzar la seguridad fronteriza y elimine la “lotería de visas” y la “inmigración en cadena”, o visas de reunificación familiar.

Les pidió que elaboren un “proyecto de ley de amor” que pueda conseguir apoyo bipartidista, para firmarlo.

Cuando la senadora demócrata por California, Dianne Feinstein, le preguntó si apoyaría un “Dream Act” limpio, sin condiciones –como exigen los activistas pro-inmigrantes— Trump contestó que sí.

De inmediato, el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, lo interrumpió y aclaró que el acuerdo tiene que incorporar elementos para  la seguridad fronteriza.

De acuerdo con una transcripción del encuentro, divulgada por la Casa Blanca, Trump se quejó varias veces de las pugnas partidistas y posturas divisorias, y expresó confianza en que sí se puede llegar a un acuerdo ahora, y más adelante abordar una reforma migratoria integral.

“Cuando hablamos de reforma migratoria integral, que es hacia donde quisiera llegar eventualmente, si hacemos bien este proyecto de ley, no estamos muy lejos… si hacemos adecuadamente DACA, no estamos lejos de una reforma migratoria integral”, argumentó Trump.

“Si quieren tomar ese paso adicional, yo asumiré las consecuencias. No me importa, no me importa—yo asumiré las consecuencias de lo que quieran darme, para quitar la carga a los demócratas y republicanos”, subrayó Trump, en un intercambio con el senador demócrata por Illinois, Dick Durbin.

Durbin y el senador Lindsey Graham, republicano por Carolina del Sur, son co-autores del “Dream Act” para legalizar a los cerca de 800,000 jóvenes indocumentados que se acogieron al DACA de 2012.

También fueron dos de los negociadores del llamado “Grupo de los 8” que elaboró la reforma migratoria de 2013,  que incorporó muchos de los elementos que ahora están sobre el tapete.

Graham agradeció el liderazgo de Trump en este diálogo y dejó en claro que sólo apoyará un acuerdo que cuente con el aval de la Casa Blanca.

En ese sentido, Graham dijo que, pese a los ataques que ha recibido por apoyar una reforma migratoria, “sigue de pie”, aunque de paso se ha ganado motes como “Lindsey Grahamnistía”, “Lindsey Gómez”.

“Nombre cualquier nombre que quieran darme, me lo han dado. Y sigo de pie”, señaló Graham, quien explicó que no siente “animadversión” hacia la población indocumentada, y sus votantes en Carolina del Sur quieren resultados.

La clave, continuó Graham, es lograr un acuerdo que resuelva de una vez por todas el problema de la inmigración ilegal para no estar retomando el tema “cada 20 años”.

Graham también advirtió, no obstante, que hay grupos del “movimiento de resistencia que odian” a Trump y no le darán tregua, y comentaristas de radio y televisión de derecha que los “molerán a palos” y los acusarán de promover otra “amnistía”.

Pero el 62% de los partidarios de Trump apoyan  una vía hacia la ciudadanía para los amparados al “DACA”, siempre que haya una fuerte seguridad fronteriza, por lo que aconsejó al mandatario aprovechar la oportunidad “y sellar el acuerdo”.

Poco después de concluida la reunión, la comentarista conservadora, Ann Coulter, ironizó que ni el polémico libro “Fire and Fury” del periodista Michael Wolff,  ha perjudicado tanto a Trump como las demostraciones “de afecto” de hoy en torno a “DACA”.

El grupo anti-inmigrante “NumbersUSA” señaló que el Congreso ya intentó infructuosamente una “amnistía” en 1986, antes de aplicar a rajatabla las leyes de inmigración, y que un nuevo acuerdo debe, además de los otros componentes acordados, incluir el “E-Verify” para disuadir la contratación de inmigrantes indocumentados.

El grupo omitió que la “amnistía” promulgada por la Administración Reagan sí incluyó, por ejemplo, sanciones a empresas que emplean a inmigrantes “sin papeles”.

El senador republicano por Iowa, Chuck Grassley dijo estar dispuesto a votar por una medida que legalice a los “niños DACA”, un voto que no será “muy fácil” para muchos conservadores, pero lo haría si hay garantías en torno a la seguridad fronteriza.

Trump desmanteló DACA y dio plazo al Congreso hasta el próximo 5 de marzo para encontrar una solución legislativa permanente.

Algunos demócratas, como el legilador tejano Henry Cuéllar, apoyan algunos componentes para la seguridad fronteriza, como cámaras, sensores, tecnología y equipos, pero Trump y los republicanos, por lo general, quieren incluir el muro fronterizo.

Aunque las negociaciones continúan entre bambalinas, no hay consenso sobre si un eventual acuerdo sobre “DACA” sería incluido como parte de una medida presupuestaria de largo plazo, como exigen los demócratas.

Related posts

Leave a Comment

         ¡Suscribete y recibe!

Ingresa tu email y compartamos juntos,