SÓLO HAY VIDA DONDE HAY CORAZÓN

COMPARTIENDO DIÁLOGOS CONMIGO MISMO Víctor Corcoba Herrero No me gustan aquellos que se acorazan el corazón, aquellos que todo lo enjuician sin clemencia alguna, aquellos que cultivan el odio en cada paso que dan, aquellos que se dejan enviciar por la voz interesada, aquellos que hacen del camino una cruz cada día.   Tampoco me gustan los que miran para otro lado, los que cierran los ojos para no ver las penurias, los que se tupen los oídos para no oír los lamentos, los que nada forjan por avivar caricias…

Read More