La agencia de extensión del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) de Chalatenango realizó una gira de campo a parcelas del sorgo (maicillo) de la variedad CENTA RCV, a la cual asistieron más de 30 productores de los cantones El Morro, La Junta y Candelaria, del municipio de Comalapa, en el departamento de Chalatenango.

La actividad se realizó en una de las parcelas del productor Rubén Galdámez, ubicada en el caserío La Cuchilla, del cantón Candelaria, y tuvo como objetivos mostrar el desarrollo del cultivo y sus bondades, así como compartir la experiencia del productor en la siembra de una variedad mejorada.

El extensionista de la agencia, Bernardo Aguilar, expresó que el “cultivo es uno de los granos básicos menos exigente y es una buena alternativa para sembrarlo en laderas, pero que si desea obtener un buen rendimiento es importante darle el mínimo manejo, por lo que queremos compartir este material con ustedes, que vean su buen desarrollo, y que conozcan las bondades del grano”, agregó.

Destacó que el buen desarrollo del cultivo inicia con la siembra de la semilla, lo cual significa que la práctica de solo tirarlo debe quedar en el pasado; además debe fertilizase y controlar las malezas; “si queremos producir sorgo ya sea para grano o semilla no podemos dejar que el cultivo se enmonte y dejarlo a la voluntad de Dios”, les insistió.

Entre las bondades que los visitantes observaron en el cultivo es su precocidad; es decir, que a los 110 días está listo para cosecha, lo que fue confirmado por el productor; además de su resistencia al volcamiento, debido a que es una planta que no sobrepasa de 1.70 metros, su bellota es semicompacta; resaltando también que no fue afectada por el pulgón amarillo de sorgo.

En cuanto al grano de CENTA RCV, debido a su tamaño grande y su color blanco crema es el preferido para el consumo humano en diferentes formas, ya sea acompañando al maíz para la elaboración de tortillas; en la elaboración de alboroto (un dulce tradicional, hecho a partir de maicillo reventado y dulce) y en la fabricación de harinas para panificación y bebidas. Esto último se debe a que las harinas de sorgo tienen la ventaja que no poseen gluten.

Rubén Galdámez es uno de los 150 productores de la zona que este año fueron favorecidos con la entrega de semilla de sorgo CENTA RCV. Este es el primer año que se dedica a cultivar sorgo y su experiencia ha sido favorable, y asegura que este maicillo “es de buena calidad y capaz de producir, siempre y cuando le demos el manejo adecuado; es primera vez que lo siembro y estoy feliz de tener la parcela que yo siempre anhelaba”.

Galdámez espera iniciar la cosecha entre el 5 y 10 de diciembre, y aunque el terreno es de difícil acceso, eso no le preocupa, pues asegura que sacará la cosecha “a lomo de caballos”, y que para el siguiente año se proyecta incrementar la siembra, para ello ya tiene las indicaciones de cómo escoger las mejores bellotas. No hay duda que este productor le está apostando a esta nueva variedad, ya que el CENTA solo le entregó para una manzana, pero él adquirió el resto. Ahora ya poseerá semilla para incrementar sus áreas, pues es otra ventaja de CENTA RCV que su semilla no se degenera.

Solo en el municipio de Comalapa se tienen cultivadas 100 parcelas de media manzana cada una con el maicillo CENTA RCV, pues a cada productor se le entregaron 10 libras de la semilla mejorada con el propósito que las pequeñas familias productoras de granos básicos conozcan otras opciones de producción que mejoren sus rendimientos y sus ingresos económicos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *