Los angeles 

Aumenta cifra de mortalidad de niños

El número de menores de edad que murieron por hechos violentos subió drámaticamente en 2016 en comparación con un año anterior.

Ese año 222 menores de edad fallecieron bajo las categorías de homicidio, suicidio, accidentes y causas no determinadas en comparación con 189 muertes en 2015.

Del total se estima que un 60% de ellos eran de origen hispano, dijo Deanne Tilton Durfee, directora ejecutiva del Consejo Interinstitucional sobre Abuso y Abandono de Menores (ICAN) que anunció las cifras durante una conferencia de prensa junto con otras agencias.

Los reportes; el Equipo de Revisión de Muerte Infantil de ICAN, el Estado de Abuso Infantil en el Condado de Los Ángeles y el Informe de Bebés Entregados y Abandonados de Forma Segura es una compilación de datos de agencias locales, estatales y federales que buscan concientizar acerca del abuso y la negligencia infantil. En el condado de Los Ángeles los grupos actúan como una red de seguridad.

Durfee dijo que en la categoría de homicidios, el número de niños que murieron a manos de sus padres o cuidadores bajó de 18 en el 2015 a 14 en el 2016, considerado el número más bajo en los últimos 26 años.

Ocho de esas víctimas tenían 2 años o menos y los afromericanos y latinos combinados representan el 71% de esas muertes.

Por otra parte, el estado de California reportó 1,988 casos de abuso a menores en el condado de Los Ángeles, un 27% del total del estado. El abuso físico fue considerado el más alto reportado, seguido del abuso mental y abuso sexual.

Del total de 6,790 abusos en todo el estado se reportaron dos muertes.

“Estoy consciente que el abuso a menores es un crimen y este hecho afecta la calidad de vida en las comunidades”, dijo el sheriff de Los Ángeles, Jim McDonnell, cuyo departamento esta asociado con ICAN. “Pero ningún individuo o agencia pueden ayudar verdaderamente sin la ayuda de la comunidad”.

Uno de los casos más sonados y que salió a relucir nuevamente fue el del pequeño Gabriel Fernández, de 8 años, quien murió tras el abuso de su madre y el novio de esta en 2013. Ambos fueron sentenciados a cadena perpetua y muerte, respectivamente.

“El caso de Gabriel es lo que nos recuerda todos los días que debemos continuar mejorando”, dijo Brandon Nichols, director del Departamento de Servicios para Niños y Familias (DCFS).

El Informe de Bebés Entregados y Abandonados de Forma Segura reveló que en el 2014 se encontraron 8 bebés abandonados muertos y en el 2016 no se reportó ninguno. Sin embargo, sí hubo 159 entregas de bebés de forma segura.

No obstante, la muerte de bebés abandonados no fue la única preocupación. El informe del Equipo de Revisión de Muerte Infantil de ICAN demostró que la muerte de bebés por negligencia de sus padres ha disminuido levemente en un periodo de cinco años.

En el 2011 se reportaron 67 muertes de niños que compartieron las camas con sus padres, mientras que en el 2016 se reportaron 47. En este periodo, el 2015 fue el más bajo con 24 muertes reportadas.

“Es importante que sepan que los niños deben dormir en una cuna aparte. No en la cama con sus padres”, dijo Clayton Cazan, director médico del Departamento de Bomberos del condado de Los Ángeles.

Las autoridades dijeron que la mejor forma de prevenir muertes de menores, así como lesions, es estar siempre al tanto.

“Hablen acerca del abuso infantil. No pongan a dormir a sus bebés con ustedes en la cama. Participen en el programa de entrega a salvo de sus bebés”, fueron algunas de las recomendaciones que mencionó Durfee.

Related posts

Leave a Comment