Estados Unidos 

Nueva regulación de seguridad para proteger a recamareras de hoteles contra lesiones

California ha adoptado una nueva regulación de seguridad y salud en el lugar de trabajo para prevenir y reducir lesiones relacionadas con el trabajo para amas de llaves en la industria hotelera. Esta es la primera norma de ergonomía en la nación escrita específicamente para proteger a recamareras. La nueva regulación, la cual será ejecutada por Cal/OSHA, fue aprobada por la Oficina de Ley Administrativa y entrará en vigor el 1 de julio.

“Las amas de llaves tienen números más altos de lesiones agudas y acumuladas cuando se compara con trabajadores en otras industrias, y los datos demuestran que esas lesiones han aumentado constantemente”, dijo Juliann Sum, la directora de Cal/OSHA. “Esta regulación requiere que los empleadores, identifiquen, evalúen y corrijan peligros relacionados con limpieza y mantenimiento con la participación de las recamareras y sus representantes de sindicato”.

La nueva regulación requiere que empleadores en la industria hotelera establezcan, implementen y mantengan un Programa de Prevención de Lesiones Musculoesquelético (MIPP, por sus siglas en inglés) efectivo. Las recamareras frecuentemente sufren lesiones musculoesqueléticos por levantar colchones, jalar ropa de cama, empujar carritos pesados y deslices, tropezones y caídas mientras limpian los baños.

El MIPP tiene que incluir lo siguiente:

  • Procedimientos para identificar y evaluar peligros de limpieza y mantenimiento por medio de evaluaciones del lugar de trabajo, los cuales incluyen el aporte de las recamareras
  • Procedimientos para investigar lesiones musculoesqueléticos a amas de llaves
  • Métodos para corregir peligros identificados
  • Capacitacion de los empleados y los supervisores sobre prácticas y controles seguros, y un proceso para reportar lesiones tempranamente al empleador

En el 2012, representantes de trabajadores de hoteles presentaron una petición a la Junta de Normas de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHSB, por sus siglas en ingles), pidiendo que la junta promulgara una nueva norma para regular los peligros específicos que enfrentan las recamareras. Cal/OSHA convocó reuniones públicas consultivas por un periodo de tres años para recolectar informacion, y determinó que las regulaciones existentes no ofrecían protección adecuada. Decenas de trabajadores testificaron en las reuniones, compartiendo sus experiencias y hablando de cómo sus lesiones han impactado sus vidas en el trabajo en sus hogares.

Related posts

Leave a Comment