El estado de California apeló el fallo de un juez del condado de Orange que exenta a la ciudad de Huntington Beach de cumplir con la ley Santuario que prohíbe la cooperación de las policías locales con el Servicio de Migración y Control de Aduanas (ICE).

En la apelación, se argumenta que la Constitución estatal obliga a las ciudades santuario a cumplir con las leyes del estado.

“La seguridad y el bienestar general de 40 millones de californianos depende de un cumplimiento de las leyes estatales, inteligente, justo y consistente”, dijo el fiscal Xavier Becerra al presentar la apelación.

En octubre de 2017, el gobernador Jerry Brown hizo ley la medida SB54, conocida como ley Santuario, del senador Kevin De León, la cual fue una respuesta a las agresivas políticas de migración del presidente Trump.

La ley también lleva la intención de asegurar que los inmigrantes indocumentados confíen en las policías, y cooperen al reportar los crímenes de los que son víctimas o testigos.

A principios de año, Huntington Beach, en el condado de Orange, demandó al estado bajo el argumento de que la ley Santuario interfiere con su autoridad para hacer cumplir las leyes y regulaciones locales.

En septiembre, el juez de la corte superior del condado de Orange, James Crandall, falló que California no puede obligar a la ciudad de Huntington Beach a cumplir con la ley Santuario, y determinó además que la legislación era anticonstitucional.

Al conocerse la decisión, el Departamento de Policía de Huntington Beach emitió un comunicado en el que dan a conocer que continuarán cooperando con el ICE en asuntos que conciernan a la seguridad pública dentro de los parámetros de la ley.

La administración Trump también entabló una demanda contra la ley Santuario, pero un juez federal validó su vigencia en julio pasado.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *