Las autoridades chinas confirmaron la detención del presidente de Interpol, Meng Hongwei, por presunta y “grave violación de la legislación de la legislación estatal”, informó el periódico South China Morning Post.

La pista de Meng se perdió el pasado 25 de septiembre, cuando viajó a China, tras lo cual se dejó de tener noticias suyas.

Tras varios días de silencio, la Comisión Nacional de Supervisión (el órgano anticorrupción chino) informó en un breve comunicado de la detención de que Meng, quien también fue viceministro de Seguridad Pública del Gobierno chino hasta su nombramiento como máximo responsable de Interpol, en noviembre de 2016, señala ese medio de Hong Kong.

En el comunicado oficial no se precisan las causas de la detención de Meng ni si había vulnerado alguna de las normas del Partido Comunista, como la Comisión Nacional de Supervisión se refiere a los presuntos casos de corrupción que somete a investigación.

Por su parte, en una rueda de prensa en la ciudad francesa de Lyon (donde se encuentra la sede central de Interpol) la esposa de Meng, Grace, expresó su temor por la seguridad de su marido, de quien dijo que cree que se encuentra en peligro y, pidió la ayuda de la comunidad internacional para aclarar su paradero.

Fuente: EFE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *