El Salvador 

Cinco años más de vida para relleno sanitario de Santa Ana

El relleno santaneco recibe un promedio de 250 toneladas de desechos sólidos que se generan en 13 municipios del departamento. Con las obras de ampliación y la entrega de tres máquinas pesadas, su vida útil se extenderá por cinco años más. La inversión total supera los USD $5.6 millones.

En el marco del Programa Nacional para el Manejo Integral de los Desechos Sólidos, este día fueron inauguradas las obras de ampliación del relleno sanitario de Santa Ana, ubicado en el caserío San José El Zompopo, donde 13 municipios de ese departamento depositan sus desechos sólidos.

El evento de inauguración y entrega de maquinaria estuvo a cargo de la ministra de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Lina Pohl, los alcaldes que conforman la Asociación Ecológica de los Municipios de Santa Ana (ASEMUSA), el primer secretario y cónsul de la Embajada de Alemania en El Salvador, Norbert Eichler, y el representante Local en El Salvador de KFW, Roberto Navarro.

El proyecto de ampliación y equipamiento de maquinaria asciende a un total de USD $5,552,052.51 millones procedentes de un préstamo otorgado por el Banco Alemán de Desarrollo (KFW).

Nueva infraestructura y maquinaria

Las obras de ampliación consisten en la construcción de una celda de 38, 598 m² que servirá para la disposición de los desechos sólidos, una laguna de lixiviados y la entrega de tres máquinas pesadas que servirán para el proceso de acomodación de los desechos.

La nueva celda de descarte fue construida contiguo de la primera cuya vida útil ya caducó. Esta nueva infraestructura también está recubierta con una geomembrana especial de 1.5 mm de espesor, que evitará que los líquidos que se producen de la descomposición de los desechos sólidos se filtren y contaminen el suelo o el manto acuífero.

La celda cuenta con un sistema de drenaje de lixiviados que los reorientará hacia una laguna especial parecida a una piscina, construida en un área de 10, 128.93 m². Esta infraestructura también fue impermeabilizada con una geomembrana de un grueso de 2.0 mm, para evitar fuga de los fluidos de la basura.

El proyecto también contempló un nuevo sistema de drenajes de aguas superficiales, la canalización de la quebrada para el mejoramiento del manejo de las aguas y el mejoramiento de las líneas eléctricas existentes.

En la inauguración también se hizo entrega de un compactador para desechos sólidos, un bulldozer que servirá para empujar y nivelar las capas de tierras que se coloquen sobre la basura y una retroexcavadora.

Los municipios beneficiados por las obras de ampliación son: Candelaria de La Frontera, Chalchuapa, Coatepeque, El Congo, El Porvenir, Masahuat, Metapán, San Antonio Pajonal, San Sebastián Salitrillo, Santa Ana, Santa Rosa Guachipilín, Santiago de la Frontera y no asociados Texistepeque.

De acuerdo con Mauricio Cuestas, administrador del relleno, con la ampliación de la estructura, se esperan recibir unas 38 mil toneladas de desechos en los próximos cinco años y se beneficiará a cerca de medio millón de habitantes.

Related posts

Leave a Comment