La Justicia de Estados Unidos le dio otro revés al Gobierno de Donald Trump en la lucha que este mantiene contra las “ciudades santuario“, al fallar que la asignación de fondos no puede vincularse a la cooperación en materia migratoria.

El Departamento de Justicia fijó en 2017 que si las llamadas “ciudades santuario”, que limitan la cooperación con las autoridades federales en delitos relacionados con la inmigración, querían recibir fondos, estas debían abandonar sus prácticas y colaborar con el Gobierno.

Sin embargo, el juez William Orrick III, del distrito Norte de California, con sede en San Francisco, dictaminó que dicha condición es contraria a los principios de separación de poderes y a la autoridad en materia de gastos asignada por la Constitución al Congreso.

En agosto, el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos, también con sede en San Francisco, declaró la medida inconstitucional, y anteriormente tribunales de Sacramento (California), Filadelfia (Pensilvania) y Chicago (Illinois) habían hecho lo propio.

Alrededor de 200 entidades locales entre ciudades y condados protegen de la deportación a los inmigrantes, entre las que se incluyen las principales urbes del país como Los Ángeles, Chicago y Nueva York, gobernadas por la oposición demócrata.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *