Ediciones especiales Salud 

¿Cómo detectar los primeros signos del envejecimiento?

Podrías pensar que el envejecimiento se hace notar principalmente con arrugas o con el deterioro de la visión. Sin embargo, hay una señal más que nos puede revelar este proceso, y lo mejor de todo es que se puede prevenir.

¡Se trata del estado de tus músculos de la espalda!

Una espalda flexible y saludable es un indicio muy importante de un cuerpo joven. Envejecer significa que tus músculos se vuelven menos tonificados y más rígidos. Los médicos recomiendan un entrenamiento regular para retrasar su proceso de envejecimiento. Tus entrenamientos deberían incluir estiramiento y ejercicios con pesas. Incluso caminar puede mantener tu cuerpo más sano y joven.

¿A qué edad pueden comenzar los problemas con la espalda?

Estudios afirman que es común enfrentar el dolor de espalda a los 40 años y más. Sin embargo, si tu trabajo requiere de estar sentado mucho tiempo en la oficina, puede ocurrir antes de esa edad. Los muebles deficientes, el peso extra, y la mala postura pueden empeorar la situación. Otro consejo general es tener cuidado con el levantamiento de pesas.

Otros primeros signos comunes de envejecimiento incluyen problemas de visión y pérdida de audición, presión arterial y problemas de memoria. Tus ojos pueden comenzar a molestar en tus 40 años. La escucha generalmente disminuye a los 60 años. La presión y las lagunas mentales normalmente ocurren de los 60 a los 65 años.

Estas condiciones de envejecimiento son bastante normales. Sin embargo, si tienes enfermedades crónicas como diabetes, estos problemas pueden aparecer a más temprana edad. Además, si comienzas a experimentar algunos de estos síntomas, quizás sea hora de contactar a tu médico.

Aunque el envejecimiento es normal e inevitable, hay formas de desacelerar ese proceso.

Consume suplementos de vitamina E para proteger tus células del daño de los radicales libres.

Haz tu mejor esfuerzo para mantenerte activo. Esto ayudará a mantener tus músculos, tu corazón, y la presión arterial en buenas condiciones.

Mantén una dieta saludable. Come frutas, vegetales, pescado, y granos integrales, ya que estos alimentos controlarán tu peso, combatirán los problemas de las heces y te proporcionarán suficiente energía.

Cuida tu piel. Usa cremas para la edad y protectores solares cada vez que salgas afuera y estés en contacto con el sol. Báñate con agua tibia en lugar de usar caliente. Esto ayudará a evitar las arrugas y la piel seca.

Controla regularmente tus oídos y dientes con tu médico. La mayoría de las afecciones médicas relacionadas con la edad se pueden curar si se detectan lo más pronto posible.

Related posts

Leave a Comment