Estados Unidos 

Defensores del TPS, tras estatus definitivo para los salvadoreños

La situación que atraviesan los más de 340 mil beneficiarios del Estatus de Protección Temporal, TPS, la mayoría salvadoreños, ha reforzado un movimiento nacido el año pasado para defender el estatus legal ante la inminente entrada a un limbo migratorio con la cancelación del beneficio que les ha permitido vivir y trabajar de manera legal en Estados Unidos.

Esta semana, centenares de sus miembros aglutinados en la Alianza Nacional TPS, iniciaron una concentración en Washington DC, encaminada tanto a la capacitación del numeroso número de miembros que aumenta día con día, como hacer cabildeos esta misma semana con congresistas y senadores.

La salvadoreña Cecilia Martínez, coordinadora del grupo de trabajo TPS en Long Island, Nueva York, llegó a Washington el domingo para arrancar la jornada de trabajo.

Cecilia reconoce que el principal objetivo es conseguir cada día más aliados para poner en la plataforma de discusión el tema del TPS, y para ello apuestan a tocar cuanta oficina de congresista o senador les reciba; demócratas y republicanos, y sobre todo explica a sus interlocutores es conseguir abrir espacio en aquellos despachos donde hay más reticencia a los inmigrantes.

Cuando a nivel nacional los cerca de 700 mil jóvenes amparados al Programa de Acción Diferida, DACA, gozan de mayor presencia mediática; una opinión pública generalizada en Estados Unidos de la importancia de ayudar a esos jóvenes, conocidos como soñadores, los activistas pro TPS creen que la meta está en hacer sobre la marcha para igualar la presencia –en la discusión- del beneficiarios del estatus legal.

“Es prioritario que trabajemos para que los que tenemos el TPS seamos incluidos en cualquier plan que entre a discusión sobre los dreamers, y eso solo se logra trabajando de manera coordinada y tocando puertas y hablando con congresistas y senadores”, comenta Cecilia Martínez, originaria de El Congo, Santa Ana, en una reunión de apertura en la capital estadounidense.

Y manos a la obra iniciaron las jornadas de visita a las oficinas de legisladores para pedir que se incluya a los beneficiarios del estatus en las propuestas para regularizar a los jóvenes soñadores.

El senador de Virginia, Tim Kaine, uno entre una treintena de senadores que han presentado una propuesta para que se regularice a los jóvenes soñadores, explica en un evento de campaña por su reelección, que están muy cerca de conseguir un acuerdo bipartidista, para los jóvenes llegados en la infancia, pero matiza que sería difícil incorporar a la clase TPS en ese primer esfuerzo.

“No tengo confianza que el TPS tendría una solución en el acuerdo sobre los dreamers, pero yo estoy hablando con otros senadores incluyendo republicanos para encontrar una solución para ellos, no inmediatamente, pero si habemos senadores que queremos una solución para proteger a estos miles de trabajadores”, explicó el senador Kaine.

Los activistas comenzaron la jornada con un encuentro de coordinación con otras organizaciones y grupos de interés que están trabajando en diferentes plataformas de presión ante los legisladores; entre estos: sindicatos, grupos religiosos, abogados, soñadores y representantes de ciudades santuarios a nivel nacional.

Este martes las actividades siguieron con los talleres de capacitación, donde los participantes -nuevos en este movimiento- han estado aprendiendo las técnicas para hacer cabildeo, y cómo conseguir citas con los legisladores, a la vez que ponen en práctica los conocimientos.

Las actividades de la Alianza Nacional coinciden con la semana de gestiones que realiza el canciller de El Salvador, Hugo Martínez, y una comitiva de diputados de los diferentes partidos políticos salvadoreños que le acompañan en la gira.

Related posts

Leave a Comment