Miscelaneas 

Deje que sus hijos se ensucien

Como bien dicen todo exceso es malo; en algunas ocasiones abusar de la limpieza y la desinfección al extremo puede tener consecuencias negativas.

Durante nuestros primeros años de vida es importante que el sistema inmune se exponga a los microbios para aprender a combatirlos.

Un equipo de alergólogos suecos durante un estudio, demostró que los niños que viven en casas donde se lavan los platos a mano y se compra comida directamente de las granjas sufren menos casos de asma, rinitis, conjuntivitis y eccemas en la piel. Otra investigación reveló que los niños que crecen en medios rurales y en contacto directo con animales desarrollan menos alergias Además de que también presentan menos casos de enfermedades autoinmunes como la esclerosis múltiple, la diabetes y la psoriasis.

Es por esto que es necesario que exista un contacto temprano con los microorganismos para que nuestro sistema inmune tenga las proporciones correctas y aprenda a autorregularse. De lo contrario, la superpoblación de células especializadas en defendernos de agresiones externas puede hacer que nuestro organismo sea demasiado sensible y tienda a reacciones exageradas frente a sustancias y microbios.

Los inmunólogos aseguran que los microorganismos con los que evolucionamos los seres humanos cuando vivíamos en contacto con la naturaleza asumieron el rol de poner a punto los mecanismos regulatorios que permiten que nuestras defensas actúen como es debido. Si los eliminamos abusando del exceso de limpieza el sistema inmunológico se descontrola. Y puede atacar a moléculas inofensivas, como partículas de polvo, e incluso a células propias.

Related posts

Leave a Comment