Los angeles Salud 

Desafíos en la esfera médica

Muchas comunidades rurales y semirrurales, entre ellos el Valle Central de California, enfrentan escasez significativa en el sistema de salud y proveedores. El problema no es nuevo: Por años ha sido discutido, y por años muy poco ha cambiado. Consecuentemente, la probabilidad de resolver este problema parece desolada.

El gobierno local ofrece oportunidades para dirigir estos desafíos sin esperar acción del congreso.

A través del Sur de Stanislaus y el condado de Merced, el acceso a proveedores médicos – incluyendo médicos, enfermeros practicantes, enfermeros registrados, especialistas, y otros profesionales de salud – permanecen escasos.

Primero, hay una población que sigue creciendo, con gente de 85 años y más representando la mayoría de este grupo.

Segundo, es casi imposible reemplazar a los médicos que se retiran. Pacientes batallan en encontrar a doctores, muchas veces teniendo que esperar de 6 a 9 meses por una cita. El resultado; centros de atención urgente que se han convertido en atención primaria para muchos pacientes.

Tercero, el Sur de Stanislaus y el condado de Merced se han hecho crisol étnico, poblados por ciudadanos de todas partes del mundo. Creando un ambiente médico y culturalmente competente es crítico si vamos a abordar las necesidades médicas de residentes nuevos a corto y largo término.

Cuarto, la ausencia de servicios para salud mental está impactando a gente de todas edades, en particular a los niños en escuelas primarias. Estos niños vienen de una variedad de ambientes – incluyendo países devastados por guerras con familias luchando para satisfacer sus necesidades básicas.

Finalmente, se enfrenta una crisis de largo término. Familias e individuos que no califican para Medi-Cal están batallando. La situación es difícil, en particular, para gente con pareja y con padres o pareja viviendo con alzhaimer, que no pueden pagar por servicios de adulto mayor o el cuidado de familiares por alto costo, asumiendo que estos servicios están disponibles.

Legacy Health Endowment (LHE) está abordando estos problemas directamente y esta empezando con fortalecer a sus propios recursos humanos en atención médica.

Para dirigir atención al déficit de mano de obra, LHE a proporcionado $1.6 millones para una beca a Livingston Community Health (LCH) que crea un programa de enfermeros practicantes, en asociación con la Escuela de Enfermería de la Universidad de California, Stanislaus – un programa superior en el país. Esta semana, 24 estudiantes de medicina han lanzado nuestro primer grupo y estarán listos para servir a nuestra comunidad en Diciembre 2019. Una mayor parte de esta beca, $1 millón, va a financiar alivio de matrícula para estudiantes en el programa que acepten vivir y trabajar como enfermeros en la región de LEH por tres años a partir de su graduación.

La región de LHE cubre 19 códigos postales en el Sur de Stanislaus y el condado de Merced, incluyendo comunidades en el Oeste de Modesto, Ceres, Turlock, Newman, Patterson, Crows Landing, Hughson, Keys, Gustine, Hilmar, Livingston, Atwater, Denair, Winton, Ballico, y Delhi. Estas áreas sufren escasez aguda de proveedores médicos.

Complementando estos esfuerzos, hay una beca de $300,000, fundada por Stanislaus Community Foundation, para apoyar el alcance a escuelas preparatorias en navegación de carreras, y alivio de deuda para graduados del programa de enfermería. Esta cooperación alza el total de dinero disponible para becas de estudiantes en el programa de la Universidad de California, Stanislaus a $1.9 Millones.

La escasez de personal en la esfera médica, la crisis de cuidado médico de largo término, y las necesidades de salud en general del Valle Central, constituyen desafíos complejos. En los próximos meses, LHE anunciará otras iniciativas enfocadas en dirigir su atención a problemas en programas de salud mental, cuidado de largo término, y otros servicios médicos.

Related posts

Leave a Comment