Cultura El Salvador 

Descubren escalinata y una ofrenda en San Andrés

Una nueva escalinata y una ofrenda fueron descubiertos en una de las estructuras del parque Arqueológico San Andrés, en el departamento de La Libertad.

Los hallazgos, realizados por el doctor japonés Akira Ichikawa bajo la supervisión de la Dirección de Arqueología del Ministerio de Cultura, fueron anunciados.

Ambos se encontraron en la estructura cinco, también llamada La Campana.

La ofrenda estaba protegida por siete lajas en posición vertical formando un círculo, dentro del cual había dos vasijas: un vaso y un cuenco que lo tapaba.

Al realizar el análisis de la ofrenda se determinó que el vaso tenía en su interior dos jades pulidos; uno está decorado con dos cabezas de serpiente en sentido opuesto con sus fauces abiertas y la lengua bífida. Este tipo de jade es originario de la frontera de Guatemala y Honduras.

También se halló una concha de la especie Spondylus (propia de la costa del Pacífico) y huesos de animales.
El cuenco es de tipo Copador, característico del periodo Clásico tardío (650-900 d.C.), informó el doctor Akira Ichikawa.

“Hacer este tipo de ofrendas es mesoamericana o maya, hay varias estructuras en la región donde se hacía esto”, explicó el arqueólogo.

La escalinata tiene 15 gradas y fue construida con piedra, mide alrededor de seis metros de altura. Corresponde al periodo Clásico temprano (450-650 d.C.).

Los trabajos de investigación son parte del Proyecto Arqueológico San Andrés y Cara Sucia, que este 2018 cumple su cuarto año y es financiado por la Sociedad Japonesa para la Promoción de la Ciencia y la Fundación de Mitsubishi.
La Campana es la estructura más grande del sitio, posee una plataforma de 80 por 90 metros en los lados y siete metros de alto, sobre la cual hay una pirámide de 13 metros de alto y de 40 metros de diámetro. Tiene en total 20 metros de altura.

Se estima que pudo haberse construido después de la erupción del volcán de Ilopango (535 d. C.). Esta hipótesis surge de la investigación hecha al interior de la estructura, donde se excavó un pozo de prospección en el que se observan estratos de ceniza y tierra blanca, que podrían ser de ese evento volcánico.

 

Related posts

Leave a Comment