Economia y negocios Internacional 

Deterioro de la economía, uno de los principales retos en Costa Rica

A una semana de que el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada, llegue a los 100 días de su mandato, la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP) alertó sobre el deterioro de la economía como uno de los principales retos.

El gremio remarcó que el problema de las finanzas públicas es uno de los desafíos, pero reclaman que acapare la principal cuota de preocupación de la administración y quede en segundo plano temas como la productividad y desempleo.

Los temas fueron abordados en “A una semana de los 100 días” un foro organizado por la UCCAEP que pretende traer al debate público los otros retos en materia económica.

“Como sector privado, estamos preocupados por la desaceleración económica en la que Costa Rica está inmersa. Cuando inició el anterior gobierno del ex presidente Luis Guillermo Solís, crecíamos a un ritmo del 4%, e incluso un poco más como en 2012 que superó el 5%, sin embargo, la proyección del Banco Central nos indica que si acaso se alcanzará el 3,2%, lo cual junto con los datos que nos brinda el Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE), estuvimos a un nivel de 2,84%, en abril de este año, lo que nos marca un camino poco optimista, si no se toman acciones ya”, recalcó Gonzálo Delgado, presidente de la Unión de Cámaras.

Jorge Vargas Cullell, del Estado de la Nación, añadió que “la verdadera agenda, la dura, la complicada no es este tema fiscal, sino todo lo que viene después”, afirmó Vargas Cullell.

El sector empresarial teme qué pasará después de la reforma fiscal y cuáles serán las prioridades del Gobierno luego de atender este problema.

La principal duda es cómo se reactivará la producción si el Gobierno no tiene dinero para inyectarle a la economía, así como cuáles serán los agujeros que dejará el proyecto fiscal.

“Hay cosas que se pueden hacer sin tocar los tiempos legislativos; simplificación de trámites, Setena, Senara, como reactivar el crédito, resolver el tema de informalidad, flexibilización de horas de la jornada laboral, reducción de costos para el inicio de microempresas”, afirmó el economista Luis Mesalles, quien participó en el conversatorio de cierre.

El líder gremial reclamó además lo que tildó de “irresponsabilidad fiscal de la administración Solís” de dejar un hueco al olvidar presupuestar ¢600.000 millones, casi un 1,73 % del PIB.

Related posts

Leave a Comment