Los diputados intentaron fijar una postura condenando los crímenes ocurridos en Nicaragua durante los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y opositores al régimen de Daniel Ortega. Sin embargo, no lograron ponerse de acuerdo.
El diputado Fernando Linares Beltranena propuso el punto resolutivo en el que se buscaba “repudiar la represión que vive el pueblo nicaragüense”, calificando los asesinatos como “ejecuciones extrajudiciales”.
No obstante, varios legisladores se opusieron por considerar que se estaba “juzgando” y no solo solidarizando por lo ocurrido.
El punto resolutivo más blando obtuvo solo 77 de los 80 votos requeridos y, al final, los diputados optaron por no pronunciarse en contra de esta crisis que ha cobrado la vida de más de 300 personas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *