Internacional 

Drones y avionetas en ataque armado en Masaya

Los enfrentamientos no han dado tregua durante el fin de semana en la ciudad de Masaya, Nicaragua, donde pobladores han denunciado, incluso, el uso de drones y avionetas, al parecer para ubicar las posiciones de los protestantes.

La comunidad vivió la noche del domingo otro momento de terror y zozobra. Los ciudadanos denunciaron que sufrieron ataques con armas de fuego, de alto calibre, mientras que los manifestantes respondían con morteros artesanales y piedras.

Las campanas de las iglesias Nuestra Señora de La Asunción y de San Miguel sonaban alertando del ataque que estaba ocurriendo en el sector del parque Central, calle Real y calle hacia la Reforma, continúa el artículo.

Versiones de la comunidad detallan que los antimotines comenzaron el ataque y muchos ciudadanos salieron de sus viviendas para apoyar a quienes se encontraban en las barricadas.

La población se ha armado con tiradoras (hondillas) y chibolas para derribar los drones y evitar que se conozca la ubicación de los atrincherados. También realizan quemas para que el humo obstaculice la visibilidad a los medios en el aire, indicó el medio nicaragüense.

En este contexto, agregó que los habitantes denunciaron el uso de una falsa ambulancia, la cual habría sido utilizada para abastecer a policías. La Cruz Roja de la zona, por su parte, negó que fuese uno de sus vehículos.

Según un informe de la ONG Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH), al menos 10 personas murieron, 62 resultaron heridas y 10 desaparecieron en los enfrentamientos registrados en esa ciudad nicaragüense desde el sábado hasta la madrugada de este lunes entre civiles y la Policía, apoyada por grupos afines al Gobierno, detalló la agencia Acan-EFE.

El secretario ejecutivo de la ANPDH, Álvaro Leiva Sánchez, dijo en rueda de prensa que se reportaron además 120 detenidos producto de los enfrentamientos.

Entre las personas que murieron se encuentra Javier Júnior Gaitán Hernández, de 15 años, quien habría rogado por su vida, de rodillas, ante un oficial, quien al final disparó su arma. Otras de las víctimas mortales fueron el profesor Carlos Erick López, de 23, y el policía José Abraham Martínez, de 22.

También Donald López, de 27, quien, según el sacerdote Edwin Román, párroco de la iglesia San Miguel en Masaya, “fue ejecutado” por una oficial que le disparó al pecho cuando estaba detenido e indefenso.

De los 62 heridos, 61 son civiles y uno oficial de la Policía Nacional, según el informe del organismo humanitario.

Asimismo, reportaron 120 detenidos y la posterior liberación de 60 civiles por intervención de padres de la Iglesia Católica y ANPDH, y la entrega a los activistas de 4 efectivos policiales que habían sido retenidos por los manifestantes.

Leiva indicó que ese informe ya fue compartido con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que este lunes elevó a 127 el número de personas que han muerto en Nicaragua desde que el 18 de abril se iniciaran las protestas contra el Gobierno de Ortega.

Desde el 18 de abril, Nicaragua vive su crisis más sangrienta desde los años 80 con 127 muertos y cerca de un millar de heridos, según la CIDH.

Las protestas contra Ortega y contra su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron por unas reformas fallidas de la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del presidente, después de 11 años en el poder, con acusaciones por parte de los opositores de abuso de poder y corrupción.

Related posts

Leave a Comment