Con el objetivo de facilitar que más mujeres puedan acceder a una casa propia, el Fondo Social para la Vivienda (FSV) realizó importantes mejoras en el Programa Casa Mujer entre ellas el monto de financiamiento, el ingreso económico y las líneas de créditos a las que pueden aplicar.

Las mejoras, que entraron en vigencia a partir del 12 de noviembre, son las siguientes: 1. aumento del monto de financiamiento hasta $50,000.00 (antes era hasta $43,005.50); 2. podrán aplicar, además de la vivienda nueva y usada, a la vivienda recuperada y 3. se modificó el monto máximo de ingresos individuales o familiares, pasando de $760.43 a $1,000.00, ampliando el rango de ingresos para que más mujeres puedan ofrecer un patrimonio familiar a sus seres queridos.

Cabe señalar que el resto de condiciones favorables se mantienen en este Programa especial: mujeres y madres solteras, jefas de hogar y viudas, entre 26 a 45 años, tasas de interés subsidiadas desde el 4%;  primas del 2 y 5%; aplican mujeres del sector formal o de ingresos variables; plazo de hasta 30 años para sector formal y de hasta 25 años para sector informal y financiamiento de gastos de escrituración y registro.

El Presidente y Director Ejecutivo del FSV, José Tomás Chévez, destaca que “estas mejoras obedecen a que hemos escuchado las sugerencias de muchas mujeres salvadoreñas, quienes nos pedían que ampliáramos las oportunidades y, por ello, incrementamos el monto de financiamiento, las líneas de crédito y los ingresos requeridos, pues estamos conscientes del enorme rol que las mujeres desempeñan en el desarrollo del país”.

El Programa Casa Mujer es parte de la innovación constante del Fondo Social que busca promover la igualdad de oportunidades y la mejora de la calidad de vida de las mujeres y de las familias salvadoreñas, como parte del rol social que desempeña en el país.

Entre las condiciones que mantiene el Programa están: las mujeres podrán beneficiarse por una sola vez; deberán presentar declaración jurada de carencia de vivienda; que no cuenten con crédito vigente con el FSV y declaración jurada de su condición de ser jefas de hogar, madres o mujeres solteras o viudas. También se otorgan créditos en forma solidaria (mancomunada), siempre  que las solicitantes sean mujeres y cumplan con iguales requisitos de este Programa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *