La Administración Trump publicó su reglamento sobre la “carga pública”, que restringirá el acceso a la “tarjeta verde” y otras visas para quienes reciban ciertos beneficios públicos.

El reglamento, que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) publicó en el diario oficial del gobierno, propone ampliar y redefinir quiénes podrían ser considerados como “carga pública” para efectos de sus trámites migratorios, y podría afectar a hasta 24 millones de personas.

“Los extranjeros que buscan ajustar su estatus o una visa, o que han solicitado ingreso a Estados Unidos, deben establecer que probablemente no serán en algún momento una carga pública, a menos que el Congreso les haya dado expresamente una exención”, explicó el reglamento unilateral.

El DHS también propone exigir que todo extranjero que solicite una extensión de su estadía en Estados Unidos o un cambio de estatus migratorio “demuestre que no ha recibido, no está recibiendo, ni probablemente recibirá, beneficios públicos” como los delineados en el reglamento publicado.

El reglamento, que reemplazaría a uno de mayo de 1999, forma parte de los demás factores que la Administración Trump tomaría en cuenta para determinar si permite o no la entrada o estancia legal de la persona.

Según el DHS, el reglamento no afectará a refugiados o solicitantes de asilo y tampoco se aplicará de forma retroactiva, pero eso no ha calmado las denuncias contra la Administración.

La Administración abrió oficialmente un período de comentarios públicos durante 60 días, tras lo cual evaluará los últimos retoques antes de adoptar el nuevo reglamento de forma definitiva, lo que podría ocurrir a comienzos de 2019.

Desde 1999, el gobierno de EEUU consideraba como una “carga pública” a extranjeros que recibían subsidios, asistencia de ingresos, o cobertura para institucionalización de largo plazo.

De aprobarse, la nueva definición de “carga pública” incluirá a quienes reciban cupones de alimentos bajo el programa “SNAP”, “Medicaid”, subsidios de vivienda, y la cobertura de recetas médicas bajo la “Parte D” del sistema de “Medicare”.

Aunque el gobierno asegura que su objetivo es promover la “autosuficiencia” de los inmigrantes y velar por los contribuyentes estadounidenses, para los activistas el reglamento no más que es un esfuerzo para poner más trabas al ya difícil proceso para ingresar legalmente a Estados Unidos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *