Salud Turismo salud y belleza 

Fundación de Osteoporosis revela que las madres están reduciendo su consumo de productos lácteos

Los expertos sugieren que evitar productos lácteos pudiera tener implicaciones para la salud, especialmente para los niños y jóvenes

Desde páginas de internet de celebridades hasta libros de dietas, sin olvidar lo que se publica en el popular Instagram y en los “blogs” de alimentación sana, al parecer existe una tendencia a eliminar los productos lácteos. Una nueva encuesta llevada a cabo por la Fundación Nacional de Osteoporosis – (NOF por sus siglas en inglés) encontró que 6 de cada 10 madres han intentado o están reduciendo actualmente su consumo de productos lácteos. Y cada vez menos madres están alentando a sus hijos para que tomen leche – algunas incluso están disminuyendo la cantidad de productos lácteos que sus hijos consumen.

Los expertos dicen que dejar de consumir productos lácteos puede tener repercusiones significativamente negativas, especialmente entre los niños y los jóvenes adultos.

¿Los estadounidenses están disminuyendo el consumo de productos lácteos?  

Desafortunadamente, demasiados niños hoy día están creciendo sin consumir suficiente leche, y los expertos están alarmados ya que el 66 por ciento de los niños y 83 por ciento de las niñas no cumplen con el consumo de leche recomendado durante estas edades críticas.

Estados Unidos está consumiendo menos leche que nunca, aproximadamente 10 galones menos por persona por año desde el año 1970, según datos per cápita disponibles en el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés).  Sin embargo, la realidad es que es muy difícil consumir la cantidad necesaria de nutrientes si la leche no está incluida en la dieta.

“Como madre y como pediatra, estoy extremadamente preocupada por la influencia de las dietas sin productos lácteos. Las alternativas de productos lácteos no contienen la misma cantidad de nutrientes que la leche de vaca, y los niños no consumen suficiente col rizada (kale), espinacas o sardinas como para sustituir el calcio que contiene la leche”, dijo la Dra. Tanya Altmann, pediatra, autora de libros “best-sellers” y experta en crianza reconocida nacionalmente. “Dejar de consumir nutrientes como el calcio y la vitamina D durante la crítica etapa de la vida en que los huesos se desarrollan, tiene graves implicaciones para la salud pública”.

La buena noticia es que muchas madres saben cuán importante es la leche para sus hijos, según la encuesta de NOF. Las mamás prefieren la leche para sus hijos porque saben los nutrientes importantes que contiene la leche como el calcio, la vitamina D y la proteína. De hecho, más del 80 por ciento de las madres saben que la leche es rica en nutrientes. También saben que la leche contribuye a fortalecer los huesos y que eso es muy importante para el desarrollo de sus hijos. Incorporar leche en la dieta de sus hijos cada día pudiera ser mucho más fácil que lo que las madres piensan: investigaciones anteriores muestran que a la mayoría de los niños les gusta la leche, y que tomarían más si se les ofreciera leche con más frecuencia.

El impacto en la salud de una dieta sin lácteos

Eliminar los productos lácteos pudiera tener graves consecuencias para los jóvenes adultos. Eso se debe a que hay un tiempo limitado en la vida para desarrollar huesos fuertes, y que después, ese tiempo concluye. Muchas personas se sorprenden de saber que los huesos siguen creciendo hasta alcanzar su masa ósea máxima hasta mediados de los 20 años de edad, según la Fundación Nacional de Osteoporosis. La nutrición, que incluye recibir suficiente calcio y vitamina D, y el ejercicio, junto con otros factores del estilo de vida, ayuda a que los niños y los adolescentes logren una salud óptima en sus huesos. Según la Fundación, una dieta que no incluya productos lácteos durante esos años críticos del crecimiento pudiera tener como resultado no alcanzar el potencial máximo en la estatura, un incremento en las fracturas óseas durante la adolescencia, y una mayor  probabilidad de sufrir de osteoporosis en la etapa adulta.

“La osteoporosis es una enfermedad de la niñez que tiene consecuencias en la vida adulta”, dice Andrea Singer, MD, FACP, CCD, y directora clínica de la Fundación Nacional de Osteoporosis. “Tomar leche de vaca durante la infancia hasta los años de la adultez temprana es muy importante, para lograr la máxima fortaleza en los huesos. Ese es el tiempo en la vida en que los huesos alcanzan su máxima fuerza y la etapa en la que los huesos son más densos que lo que serán en toda la vida”.

De hecho, la leche es la principal fuente alimenticia de tres de los cuatro nutrientes que son motivos de preocupación, identificados por los Lineamientos dietéticos (Dietary Guidelines). Los nutrientes de los que los estadounidenses, incluidos los niños, más carecen: calcio, vitamina D y potasio.

Crecer fuerte y saludable

Décadas de investigaciones y cientos de estudios apoyan los beneficios de la leche. No solamente la leche proporciona un paquete nutricional único y facilita el desarrollo de huesos fuertes, sino que las investigaciones sugieren que “consumir productos lácteos también está asociado con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, y con una presión arterial más baja en los adultos”, según ChooseMyPlate.gov.

“Yo animo a mis niños para que tomen leche, no solamente porque es rica en nutrientes y llega fresca de la granja, sino también porque sé que a ellos les encanta. Además, la leche de vaca (blanca) no contiene azúcar añadida y tiene un costo de aproximadamente 25 centavos por vaso”, dijo la Dra. Altmann. “Los batidos son muy bien recibidos en nuestra casa – yo simplemente mezclo leche con yogur, frutas y vegetales en la mañana para un comienzo del día delicioso y nutritivo”.

Related posts

Leave a Comment