El Fiscal general Xavier Becerra, junto al Sheriff Jim McDonnell anunciaron que la Operación Fuerza Dual (Dual Force), un esfuerzo conjunto para incautar armas de fuego y municiones había cerrado con éxito 227 casos de individuos que poseían ilegalmente dichas armas.

“California es el primero y único estado con un sistema para rastrear individuos que perdieron su derecho a portar armas”, explicó Becerra. La base de datos, conocida como Sistema de personas que tienen prohibido tener armas, o APPS (“Armed Prohibited Persons System”) es una larga lista de de 10,226 individuos, a la que diariamente se le suman entre 60 y 100 nuevos nombres.

Pero a pesar de la larga lista de individuos, McDonnell y Becerra aseguraron que la base datos era históricamente baja y que se habían hecho grandes progresos, a pesar de las dificultades asociadas con la tarea. La base de datos de 10,226 individuos es la más baja desde enero de 2008.

“Estas no son simplemente armas de defensa, sino armas militares, que pueden disparar rápidamente, y son muy peligrosas”, indicó Samuel Richardson, agente especial del Departamento de Justicia de California, mostrando la pila de armas confiscadas, entre las que se encontraban AK-47 y otro armamento militar.

Desde 2013, las autoridades han logrado confiscar 18,000 armas de personas que perdieron su derecho a poseerlas. La operación Dual Force está programada hasta diciembre de este año, pero existe la posibilidad de que se extienda este programa de manera permanente.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *