La tormenta tropical Michael se convirtió en huracán, y provocó fuertes vientos y lluvias en el oeste de Cuba en su camino rumbo a la costa de Florida, Estados Unidos, estado donde el gobernador Rick Scott ya decretó la emergencia.

El huracán presentaba vientos máximos sostenidos de 120 km/hora con ráfagas más altas, según el más reciente boletín del Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Scott emitió una orden ejecutiva que declara en estado de emergencia una gran porción de los condados del Panhandle, en la costa noroeste de Florida. “Esta tormenta podría ser letal y sumamente peligrosa”, señaló el domingo tras recibir un informe.

El Gobierno de Florida busca con esta declaración asegurar que el gobierno estatal y el local tengan suficiente tiempo, recursos y flexibilidad para prepararse para esta tormenta.

Un movimiento de Michael hacia el norte a una mayor velocidad se espera hasta el martes en la noche, seguido de un movimiento hacia el noreste el miércoles y jueves.

EL NHC pronostica que el huracán se mueva el miércoles tierra adentro sobre el Panhandle de Florida, la costa noroeste, o Big Doblar, y en la noche del miércoles y el jueves hacia el noreste a través del sureste de los Estados Unidos

Por su parte las autoridades cubanas decretaron la primera fase del protocolo ante huracanes en cinco provincias del oeste de la isla, incluida La Habana, ante la cercanía de Michael.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *