Estados Unidos 

Las familias que fueron separadas en la frontera tendrán una segunda oportunidad para solicitar asilo

La Administración de Donald Trump ha aceptado reabrir los casos de asilo que fueron rechazados a más de 1,000 padres separados de sus hijos en la frontera sur, como parte de un acuerdo que supone una victoria significativa para defensores de la comunidad inmigrante.

El acuerdo, difundido por el gobierno, es fruto de las negociaciones en el caso “Dora v. Sessions”, al que la Administración decidió sumar otras dos demandas que impugnan la política de “tolerancia cero” y la separación de familias, “Ms. L v. ICE” y “M.M.M v. Sessions”.

Así, el gobierno de Estados Unidos ha aceptado que todos los padres que fueron separados de sus hijos y que perdieron sus casos de asilo al fallar en la etapa de “miedo creíble”, tengan una segunda oportunidad para presentar sus casos, incluyendo nuevas pruebas.

Sin embargo, el acuerdo, que se logró en cuestión de alrededor de tres semanas, no cubre a los padres que ya fueron deportados, según el documento de siete páginas.

El acuerdo aún tiene que ser aprobado por el juez federal en Los Ángeles, California, Dana Sabraw, ha programado una audiencia para el próximo viernes, aunque no se prevé una decisión inmediata al analizar dicha propuesta.

Related posts

Leave a Comment