El viceministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ángel Ibarra y la ministra de Cultura, Silvia Elena Regalado, se reunieron con los diputados de la comisión especial formada en la Asamblea Legislativa que estudia el caso Tacuscalco, para analizar las diferencias generadas entre la empresa constructora y entidades gubernamentales, en torno a los permisos para la construcción de un complejo habitacional, ubicado en los municipios de Sonsonate y Nahulingo.
El viceministro del MARN, quien se acompañó de la directora de Evaluación y Cumplimiento Ambiental, Celina de Monterrosa y dos técnicas más, brindó un informe cronológico detallado del proceso de evaluación y cumplimiento ambiental y acciones realizadas desde 2006 hasta la fecha por la sociedad El Chiripío S.A. de C.V, titular del proyecto “Las Victorias”, conocido comercialmente como Acrópoli Sonsonate.
Tres aspectos destacan de la presentación que realizó Ibarra:
1) Que las actividades que se están desarrollando en la actualidad, no corresponden a lo autorizado en el permiso ambiental otorgado el 31 de mayo de 2007 a la sociedad El Chiripío S.A. de C.V.
De acuerdo con Ibarra, dicha sociedad inició obras de terracería, descapote y construcción de viviendas de un proyecto urbanístico diferente al aprobado, excediendo los alcances establecidos en el permiso ambiental del 2007.
El viceministro explicó que en el permiso, el proyecto se describe como el establecimiento de 643 lotes con fines habitacionales con áreas entre los 120 m2 y 450.45 m2, en un área total de 195,174.57 m2 (27.88 Mz).
En una verificación reciente, se determinó que el proyecto urbanístico se está desarrollando en un área de 209,837.60 m² (29.97 Mz), es decir, un área mayor a la autorizada.
2) Otro punto importante que destacó el Viceministro es que la sociedad El Chiripío S.A. de C.V titular registrado en esta cartera de Estado del proyecto “Las Victorias”, no informó oportunamente sobre el cambio de titular del proyecto, es decir, cuando éste pasó a manos de la Sociedad Inversiones e Inmobiliaria Fénix, S.A. de C. V.
Por lo tanto, no existe resolución emitida por el MARN en donde se autorice a la Sociedad Inversiones e Inmobiliaria FÉNIX S.A. de C.V., la titularidad del proyecto y por consiguiente su ejecución.
3) Y un tercer punto importante es que debido a los cambios en el proyecto ejecutado actualmente, podrían existir impactos en el medio ambiente no evaluados.
Los cambios en el proyecto original, los cuales no fueron informados al Ministerio oportunamente, podrían cambiar el alcance del permiso ambiental otorgado, por ejemplo: área ecológica, sistema de tratamiento de aguas residuales, volúmenes de excavaciones y remoción de suelos significativos asociados al sistema de manejo de aguas lluvias, distribución de polígonos y lotes, vías de circulación internas, establecimiento de zonas verdes y equipamiento social, incorporación de nuevas áreas, incremento de áreas de impermeabilización y cambios generales en el diseño urbanístico.
Hasta hoy, la comisión ha escuchado a representantes de la empresa Inversiones e Inmobiliaria Fénix, S.A. de C.V, los independientes arqueólogos consultores, a los jefes edilicios de Nahulingo y Sonsonate y a los titulares de Medio Ambiente y Cultura.
Posterior a la presentación del viceministro Ibarra siguió la ministra de Cultura, Silvia Elena Regalado que se concentró en el tema arqueológico.
La comisión especial está conformada por los diputados:  Antonio Almendariz, Silvia Ostorga, Javier Valdez, Rigoberto Soto, Rodolfo Parker, Juan José Martel y Leonardo Bonilla y fungirán como suplentes los diputados propietarios: Serafín Orantes (PCN), Emilio Corea (ARENA), Jaime Sandoval (FMLN), Adelmo Rivas (GANA) y José Mazariego (PDC).
El diputado, Javier Valdez (FMLN), dijo “hemos escuchado a la ministra de Cultura y al vice ministro de Medio Ambiente, quienes han explicado cual es la situación desde sus puntos de vista, por un lado la protección del medio ambiente y por el otro el patrimonio cultural” “por lo que nuestra deliberación va a tener en cuenta lo que hoy nos han explicado”.
Leonardo Bonilla, diputado no partidario, expresó que “cada una de las partes va exponer argumentos que favorecen la postura que están adoptando y ya escuchamos a la empresa que argumentaban que de forma arbitraria el MARN había detenido la obra, no obstante hoy escuchamos al Ministerio de Medio Ambiente que expone que no hubo permiso…”
El legislador Adelmo Rivas de GANA agregó que la información servirá para definir “qué vamos a hacer sobre este caso, porque la verdad es un caso bien complicado, complejo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *