Estados Unidos 

Muere un bombero en el incendio “Thomas” del sur de California

Un bombero murió este jueves durante las labores de extinción del incendio “Thomas” que ha calcinado más de 98,000 hectáreas, en el sur de California (EE.UU.), desde la semana pasada.

El jefe del Departamento Forestal y de Protección Contra Incendios de California, Ken Pimlott, informó por medio de un comunicado de la muerte de este bombero, del que no se conoce su identidad pero sí que pertenecía a una unidad de San Diego.

Se trata de la segunda muerte registrada por los potentes incendios que todavía siguen activos en el sur de California tras el deceso de una mujer de 70 años en la ciudad de Ventura, quien sufrió un accidente en el coche en el que trataba de escapar de las llamas, lo que le provocó grandes heridas y le hizo inhalar una gran cantidad de humo.

De acuerdo con los últimos datos ofrecidos este jueves por las autoridades, el incendio “Thomas” ha crecido hasta las 98,000 hectáreas arrasadas, frente a las 95,000 del miércoles, aunque los bomberos han avanzado en sus trabajos hasta contener el fuego en un 30 %, cuando el mismo dato ayer era del 20 %.

Alrededor de 1,000 edificios han sido destruidos en los condados de Santa Bárbara y Ventura por un fuego que se ha visto impulsado por la intensidad de los vientos de Santa Ana.

En torno a 8,000 oficiales de los servicios de emergencia continúan trabajando para sofocar las llamas.
El Servicio Nacional de Meteorología mantiene la alerta de “bandera roja” por el peligro de que se extienda el fuego por las altas temperaturas, la escasa humedad y los fuertes vientos.

El incendio, que ha dejado más de 100,000 personas evacuadas, es ya uno de los cinco mayores de la historia reciente del estado.

Este está siendo el peor año de incendios forestales desde que se tiene registro en California, debido especialmente a los grandes fuegos registrados en octubre en varios condados del norte del estado y que asolaron buena parte de las reconocidas regiones vitivinícolas de Napa y Sonoma.

Esos fuegos costaron la vida a 44 personas y destruyeron cerca de 8,900 viviendas y estructuras, según el recuento final de Cal Fire.

El gobernador de California, el demócrata Jerry Brown, advirtió el domingo, tras visitar algunas de las zonas arrasadas, de que el cambio climático está convirtiendo los incendios en “la nueva norma” en California.

“Estamos a punto de tener que realizar labores de extinción de incendios en Navidad. Esto es muy raro e inusual”, agregó el gobernador.

Las autoridades consideran que estos últimos fuegos podrían tener ya un coste económico de más de 48 millones de dólares para el sur de California, donde numerosos cultivos de cítricos han sido reducidos a cenizas, según los cálculos preliminares.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró el viernes el estado de emergencia para California, lo que permite el envío de asistencia federal.

Related posts

Leave a Comment