Los angeles 

Muestran el gran temor que enfrentan los pacientes indocumentados

La señora María, quien no quiso proveer su apellido por temor, dijo que en los últimos meses ha estado muy preocupada debido a las noticias de redadas de indocumentados en todos los lugares incluyendo cortes, hospitales o escuelas.

“A mí me preocupa cada que vengo con mi hijo a la clínica y mejor le digo a alguien que me acompañe”, relató la madre de un niño de 8 años que es hiperactivo. Ella tiene que llevarlo seguido al doctor porque el menor también padece de asma y otras enfermedades. “¿Qué tal que si algún día me agarran en la calle y me deportan?” se cuestiona María, aseverando que tiene que llevar a su hijo constantemente al doctor aunque ella tenga miedo.

Este es un sentimiento compartido por miles de indocumentados a diario, dijo Jim Mangia, director ejecutivo del Centro Médico St. John’s Well Child and Family Center del sur de Los Ángeles el lunes poco antes de presentar un filme que narra las experiencias de doctores y enfermeras con pacientes inmigrantes.

“Tenemos pacientes cuyos hermanos mayores son sus tutores porque sus padres temen salir, tenemos pacientes donde piden medicina extra para poder ir a la clínica lo menos posible”, dijo Mangia. “El enfoque xenófobo de la administración Trump a la política de inmigración ha creado una verdadera crisis de salud en el sur de Los Ángeles y en todo el país”.

El Centro Médico St. John’s presentó “Historias de inmigrantes; Médicos y enfermeras” de Brave New Films, un cortometraje que destaca cómo la política migratoria de la administración Trump ha obligado a la comunidad inmigrante a elegir entre la deportación o la atención médica.

Mangia dijo que hay un momento de profunda ansiedad para las comunidades de inmigrantes en toda la región, y es responsabilidad de los proveedores de servicios de salud y activistas proinmigrantes luchar por su derecho fundamental a una atención confiable y asequible.

“Estamos felices de comenzar y continuar estas importantes conversaciones en St. John’s y agradecidos por aliados como Brave New Films que ayudan a compartir estas historias importantes”, dijo Mangia.

Se estima que alrededor de 11 millones de inmigrantes indocumentados aportan casi $12,000 millones de dólares al año. Sin embargo, sus beneficios son extremadamente limitados, por ejemplo solo tienen un seguro medico para casos de emergencia.

Mangia dijo que uno de los temas que se ha tocado entre los funcionarios médicos es entablar una queja ante las Naciones Unidas para demostrar el terror que causan las deportaciones de familias inocentes.

Related posts

Leave a Comment