Estados Unidos 

Organizaciones defensoras se trazan la meta de graduar al 90 % de los estudiantes sin hogar para 2030

Conexión EscuelaCasa (SchoolHouse Connection), el Instituto para la Infancia, la Pobreza y las Personas Sin Hogar (Institute for Children, Poverty and Homelessness, ICPH), Empresas Cívicas (Civic Enterprises) y Alianza Promesa de Estados Unidos (America’s Promise Alliance) lanzaron La Educación Lleva a Casa (Education Leads Home), una campaña nacional, primera en su tipo, que se centra exclusivamente en satisfacer las necesidades de los 1.3 millones de estudiantes sin hogar matriculados en las escuelas públicas de Estados Unidos. Se llevará a cabo un breve programa en la sesión inaugural de SXSW EDU para conmemorar el lanzamiento de la campaña, el cual contará con la participación de 10 estudiantes que provienen de distintas partes del país y que han carecido de hogar. Cada uno de ellos recibirá una beca para ingresar a la universidad en el otoño.

La campaña, que busca centrarse en los estudiantes sin hogar en cada etapa del desarrollo académico, trazó tres metas nacionales: los menores sin hogar participarán en programas de educación infantil temprana de calidad en la misma proporción que sus compañeros con hogar para 2026, los estudiantes de secundaria alcanzarán una tasa de graduación del 90 % para 2030, y los estudiantes de educación superior alcanzarán una tasa de progreso del 60 % para 2034.

“La carencia de hogar entre los estudiantes es más que simplemente un problema de vivienda. Afecta cada aspecto de la vida de una persona”, declaró Barbara Duffield, directora ejecutiva de Conexión EscuelaCasa. “La educación es fundamental para romper el ciclo de la pobreza y crear movilidad económica”

“Los estudiantes están viviendo la carencia de hogar en más del 75 % de los distritos escolares de todo Estados Unidos, y esos son apenas los que han sido identificados; esta es una problemática que nos afecta a todos, desde las zonas rurales de Texas hasta los suburbios de Los Ángeles y la Ciudad de Nueva York”, expresó Liz Cohen, directora de personal de ICPH.

De acuerdo con el informe Ocultos a plena vista (Hidden in Plain Sight), los estudiantes sin hogar tienen 87 % mayor probabilidad de desertar de la escuela que sus compañeros con hogar estable. Nuevas investigaciones indican que, sin un diploma de secundaria, los jóvenes tienen 4.5 veces mayor probabilidad de quedar sin hogar en una etapa posterior de la vida. Además, más del 95 % de los trabajos creados durante la recuperación económica han ido a los trabajadores con al menos alguna educación universitaria, mientras que aquellos con un diploma de secundaria o menos se están quedando atrás.

“Aunque la carencia de hogar por parte de los estudiantes es un problema desafiante, creemos que es uno que tiene solución”, comentó Erin Ingram, asesora de política de Empresas Cívicas y principal autora del informe Ocultos a plena vista. “Las escuelas desempeñan un papel fundamental en identificar a los estudiantes sin hogar, y en vincularlos a ellos y a sus familias con los apoyos que necesitan para ayudarlos a readquirir un hogar estable, y mantenerse en la senda de obtener una educación de calidad, algo fundamental para el éxito en la vida. Estos estudiantes no pueden darse el lujo de perder la oportunidad de completar el primer paso crucial, obtener un diploma de secundaria, debido a que carecen de hogar”.

La Educación Lleva a Casa, inspirada en las perspectivas de familias y estudiantes, pondrá énfasis en crear conciencia sobre los desafíos que enfrenta esta población de estudiantes. La campaña estimulará prácticas de aprendizaje de alta calidad dirigidas a eliminar las disparidades en el acceso a programas de educación infantil temprana de calidad, trabajará con el objetivo de impulsar las tasas de graduación de escuela secundaria, y creará más vías hacia el progreso a la educación superior. Desde la educación infantil temprana hasta la universidad, La Educación Lleva a Casa utilizará estrategias con base empírica para mejorar los resultados de estos estudiantes, algunos de los más vulnerables del país.

Por primera vez, este año se les ha exigido a todos los estados dar seguimiento a las tasas de graduación de los estudiantes sin hogar, con el objetivo de satisfacer estándares establecidos de conformidad con la Ley Todos los Estudiantes Logran el Éxito (Every Student Succeeds Act, ESSA).

“Hay más de 1.3 millones de estudiantes sin hogar en las escuelas públicas de Estados Unidos, e incluso otros más que no han sido identificados ni reciben servicios adecuados”, afirmó John Gomperts, presidente y CEO de Promesa de Estados Unidos. “Gracias a ESSA, ahora contamos con reglas para ayudar a identificar las necesidades de los estudiantes, pero también tenemos que apoyar a los maestros para garantizar que esas políticas lleguen a los estudiantes para quienes fueron creadas. Por eso esta campaña es tan importante. Al compartir prácticas prometedoras, apoyar escuelas y trabajar con distintos sectores, podemos asegurar que todos los estudiantes tengan la oportunidad de alcanzar su pleno potencial”.

Related posts

Leave a Comment