Ediciones especiales 

Países del mundo con más inmigrantes

De ellos, sólo Estados Unidos es el receptor de casi el 20% del total del flujo migratorio mundial en los últimos 25 años.

De acuerdo al más reciente reporte del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de Naciones Unidas, 46,6 millones de personas abandonaron sus países para asentarse en territorio estadounidense por diferentes motivos y en distintas condiciones.

Sin embargo, en términos de población, Emiratos Árabes Unidos es el país que cuenta con mayor presencia de inmigrantes, el 88,4% de su población.

Después de Estados Unidos están, con mucha diferencia, Alemania, Rusia, Arabia Saudita y Reino Unido, entre los cinco primeros receptores de inmigrantes (ver gráfico).

¿Por qué tan pocos países albergan a una cantidad tan significativa del flujo migratorio?

Los motivos van más allá de la geografía.

¿Qué consecuencias puede traer esto?

De acuerdo a los especialistas consultados por BBC Mundo, hechos políticos sucedidos en algunos de los países receptores, como Estados Unidos y Reino Unido, además de la violencia en diferentes puntos del planeta, arrojan un panorama de más incertidumbres que certezas.

Los registros históricos de Naciones Unidas muestran que EE.UU. duplicó la cantidad de inmigrantes que alberga en los últimos 25 años.

Tenía 23,3 millones en 1990 y registró 46,6 millones en la última medición de 2015.

Durante todo ese tiempo, permaneció y permanece como el principal receptor del flujo migratorio global.

En segundo lugar en la última edición se encuentra Alemania, donde residen 12 millones de migrantes, algo que representa una novedad si consideramos las anteriores mediciones.

En 1990, la nación alemana albergaba a 5,9 millones y ocupaba la sexta plaza en la lista de países destino de la inmigración mundial.

En los últimos años, Alemania se convirtió en el principal destino de las familias que intentan huir de las guerras de Oriente Medio.

En la estadística también resalta que Reino Unido pasó de estar en el puesto 12 en 1990 al quinto lugar en 2015.

Son 8,5 millones de inmigrantes los que residen en territorio británico.

En términos de población, sin embargo, la relación no es la misma.

Al primero, Emiratos Árabes Unidos, le sigue Catar con el 75,5% y Kuwait con el 73,6%.

Estados Unidos tiene un 14,3% de inmigrantes respecto a su población total. Alemania el 11,9%

En la estadística también resalta que Reino Unido pasó de estar en el puesto 12 en 1990 al quinto lugar en 2015.

Son 8,5 millones de inmigrantes los que residen en territorio británico.

En términos de población, sin embargo, la relación no es la misma.

Al primero, Emiratos Árabes Unidos, le sigue Catar con el 75,5% y Kuwait con el 73,6%.

Estados Unidos tiene un 14,3% de inmigrantes respecto a su población total. Alemania el 11,9% .

Efectos positivos

El exvicesecretario general de Naciones Unidas Jan Eliasson, durante la presentación del reporte de Naciones Unidas del año pasado, explicó que el fenómeno migratorio no ha dejado de crecer en los últimos años.

Señaló que a principios de siglo existían 173 millones de inmigrantes, mientras que en 2015 la cifra ascendió a 244 millones, incluyendo a los 20 millones de refugiados existentes.

Sin embargo, Eliasson aclaró que en este grupo no están considerados los alrededor de 40 millones de desplazados en sus propios países.

El exvicesecretario, que abandonó sus funciones en diciembre del año pasado, añadió que a pesar de las dificultades que presuponen estos enormes movimientos de personas, la inmigración conlleva aspectos positivos para los países destinatarios.

La incertidumbre

Sin embargo, los años por venir proponen más incertidumbres que certezas, según la investigadora del Instituto de Políticas de Migración Jeanne Batalova.

Consultada por recientes acontecimientos como el Brexit en Reino Unido y la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, la experta señaló que es difícil predecir como podrán afectar estos hechos al flujo migratorio global.

A propósito de la posible salida de Reino Unido de la Unión Europea, Batalova indicó que, desde aquella decisión tomada en las urnas en junio de 2016, “los migrantes no dejan de preguntarse qué es lo que podrá pasar”.

“No conocemos aún cuáles serán las condiciones de la migración y tampoco si las posibilidades de conseguir trabajo en Reino Unido para un migrante se van a dificultar en los próximos años”, señaló la investigadora.

Batalova añadió que la retórica antimigratoria y primeras decisiones del presidente Trump también suponen una ola de consecuencias todavía no posibles de conocer más allá de posibles deportaciones masivas y vetos.

 “Lo que nos dice la experiencia es que esta clase de políticas no sólo afectan a los migrantes, sino también a la economía”, concluyó.

 

Related posts

Leave a Comment