Estados Unidos 

¿Por qué es histórica la inauguración de la embajada de Estados Unidos en Israel?

Durante la campaña electoral, Trump prometió que trasladaría a Jerusalén la embajada estadounidense que, hasta hoy, estaba en Tel Aviv, una aspiración que otros presidentes estadounidenses, como Bill Clinton y George W. Bush, también expresaron antes de llegar al poder, pero finalmente abandonaron.

El Congreso estadounidense trató de forzar el traslado de la embajada a Jerusalén en 1995, al aprobar una ley que exige mover a la Ciudad Santa la misión diplomática en Israel.

Esa ley permite a los presidentes estadounidenses aplazar ese traslado si consideran que eso encaja con los “intereses” de Estados Unidos, un trámite que debe hacerse cada seis meses y que los tres predecesores de Trump completaron regularmente.

El presidente hizo lo mismo por primera vez en junio pasado, pero en diciembre, ante la perspectiva de volver a firmar un documento que contradecía su promesa electoral, se planteó un cambio de rumbo.

De esa forma, Estados Unidos se convirtió hoy en el primer país en tener su embajada ante Israel en Jerusalén desde 2006, cuando se cerró la última, en cumplimento de la posición de consenso sostenida por la comunidad internacional, desde que en 1980 la ciudad (cuya mitad oriental fue ocupada por Israel en la Guerra de los Seis Días, de 1967) fue proclamada unilateralmente capital de Israel.

La inauguración de la embajada se dio justo el día que se conmemoran 70 años de la independencia de Israel. Con esta hecho, el consulado o diplomat, como es conocido, se convierte en la embajada y la mayoría de servicios también serán trasladados.

La decisión ha desencadenado una oleada de protestas en la franja de Gaza, donde 52 personas murieron hoy y otras 2 mil resultaron heridas en incidentes violentos con el Ejército israelí, que abrió fuego contra la multitud que se acercaba a la valla de separación con Israel.

Guatemala será el próximo país en seguir los pasos de Estados Unidos y trasladará su embajada a Jerusalén el día 16, en una ceremonia a la que asistirá el presidente guatemalteco, Jimmy Morales. Paraguay hará lo propio el 21 o 22 de mayo, también con la asistencia de su presidente, Horacio Cartes.

La mayoría de los palestinos consideran la celebración de la embajada como un desaire. Se preveían unos 800 invitados a la celebración. Funcionarios estadounidenses dijeron la semana pasada que la delegación de Trump no planeaba reunirse con funcionarios palestinos durante su visita. En los últimos meses, el gobierno de Trump también ha recortado la ayuda estadounidense a los palestinos y los programas que los ayudan.

El traslado de la misión diplomática desde Tel Aviv ha enfurecido a los palestinos, que consideran a Jerusalén Este, una zona anexionada por Israel, como la capital de su futuro estado.

Es la culminación de la campaña liderada por el grupo insurgente, y alimentada por la desesperación de los dos millones de residentes, para acabar con el bloqueo decretado Israel y Egipto hace una década.

Desde el inicio de las protestas a finales de marzo, 42 palestinos fallecieron y más de 1,800 resultaron heridos por fuego israelí.

Los líderes de Hamas sugirieron que el lunes podría producirse un cruce fronterizo, e Israel advirtió que lo evitará a cualquier costo. Con Israel y Hamas cada vez más enfrentados, preocupa que la jornada pueda dejar un gran número de víctimas.

La manifestación conmemora además el 70 aniversario de lo que los palestinos llaman su “nakba”, o catástrofe, en referencia a los cientos de miles que huyeron o fueron expulsados de lo que ahora es Israel durante la guerra de 1948.

La mayoría de los dos millones de habitantes de Gaza son descendientes de refugiados, y las protestas fueron catalogadas como la “Gran marcha del retorno”.

Related posts

Leave a Comment