El presidente salvadoreño, Salvador Sánchez Cerén, pidió a Iberoamérica consensuar una estrategia “ejemplar y ambiciosa” para mitigar los efectos del cambio climático.

Durante su intervención en la plenaria de jefes de Estado y de Gobierno de la XXVI Cumbre Iberoamericana, que se celebra en la ciudad colonial de Antigua, el mandatario pidió un “marcado compromiso” para alcanzar “un planeta en mejores condiciones para la humanidad” respetando el medioambiente.

Uno en el que “todos tengan acceso a derechos fundamentales y procurado que nadie se quede atrás”, tal y como establece el lema de este cónclave, una “Iberoamérica próspera, inclusiva y sostenible”, que se celebra por primera vez en Guatemala desde sus inicios en 1991.

Tomando como base este lema, el mandatario salvadoreño recordó que la región centroamericana, incluido su país, es una de las zonas más vulnerables del mundo a los efectos del cambio climático, una “amenaza transversal para alcanzar” los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“Por ello es prioritario que en el marco de la Conferencia se promueva de manera ejemplar y ambiciosa una estrategia de transferencia e intercambios tecnológicos que adelanten la agenda de adaptación regional al cambio climático”, proclamó mientras abogaba un futuro sostenible en el que “nadie se quede atrás”.

Asimismo, invitó a sus homólogos “a pensar” en la facilitación de “tecnologías limpias” que contribuyan a la restauración y a la resiliencia, y pidió a los 22 países definir un plan para paliar la crisis cafetalera, influida por los bajos precios del mercado internacional.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *