Terrenos de textura pesada con poca capacidad de filtración y retención de agua es una de las características más comunes en el municipio de Comacarán, ubicado dentro del corredor seco, donde el Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) a través de la Agencia de Extensión de San Miguel, focaliza sus esfuerzos en transferir tecnologías agroecológicas para que las familias productoras asimilen y apliquen técnicas de recuperación del suelo y cosecha de agua.

“En el oriente del país tenemos condiciones agroecológicas difíciles y estamos trabajando con suelos arcillosos, en la que se encharcan cuando hay demasiada agua y en época seca se rajan completamente, a pesar de esas condiciones, las familias productoras ya manejan variedades e híbridos mejorados resistentes a la sequía y tecnologías encaminadas a mejorar la parte de medio ambiente”, explicó Nelson Edgardo Portillo, jefe de Agencia de CENTA San Miguel.

Portillo señaló que para dar a conocer las prácticas y tecnologías realizaron recientemente un día de campo en el municipio de Comacarán, liderado por los técnicos del CENTA junto a productores de los cantones Platanarillo, Hormiguero y de la zona urbana; ellos mismo fueron los responsables de transmitir sus experiencias sobre las tecnologías que han adoptado. Durante la actividad también se contó con la participación del vicegobernador, Evaristo Romero, y el alcalde, Enris Arias.

Como parte de ese esfuerzo de introducir prácticas y tecnologías que contribuyan a mejorar los suelos y a captar mayores cantidades de agua, el CENTA desarrolla en Comacarán estrategias como la implementación de huertos familiares, producción de plantines, establecimiento de reservorios para producción de hortalizas y crianzas de peces, uso de barreras muertas, acequias de laderas, trazos en curva a nivel, elaboración de abonos orgánicos y verdes, campañas permanentes para la no quema de rastrojos, entre otras.

Francisco Horacio Flores, técnico extensionista de la agencia San Miguel, dijo que brinda asistencia técnica a 108 familias productoras del municipio de Comacarán y que es esencial el apoyo interinstitucional para la recuperación del tejido productivo, motivo por el que trabajan de la mano con la municipalidad, coordinando actividades para mejorar la parte ambiental y la productividad de las familias a través de la agricultura y sus cultivos, dándole mayor énfasis a la recuperación de los suelos y cosecha de agua.

“Solo en el cantón Platanarillo se ha entregado 17 reservorios y en el Hormiguero se ha establecido módulos de aves acompañados de incubadoras, capacitaciones para la elaboración de caldo sulfocalcio, elaboración de bokashi, utilización de abonos verdes en la que se ha entregado semillas para la restauración y nutrición del suelo (leguminosas, canavalia, gandúl, mucuna, dolichos, entre otros), además se les ha dotado de variedades mejoradas de granos básicos, frutas y hortalizas”.

Flores asegura que en la zona se fomenta la protección del suelo, el agua, los bosques; que a la postre tendrán como resultado la restauración del ecosistema de la zona.

Entre los proyectos que ejecuta CENTA en esa región se encuentra  “Fortalecimiento de la Agricultura Familiar Aplicando Tecnologías Sostenibles ante el Cambio Climático en El Salvador”, que favorece a mejorar la parte de los suelos principalmente; CENTA FANTEL Biofertilizantes que le apuesta a tener una agricultura más benevolente a través de la agroecología que contempla la utilización de micorrizas, microorganismos líquidos con sales minerales, abonos foliares naturales, repelentes orgánicos.

Todas estas acciones se enmarcan en el Plan Quinquenal de Desarrollo (PQD) a fin de hacer de la agricultura un medio de vida sustentable y sostenible que les brinde prosperidad a las familias en el campo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *