Acuicultores de tilapia en el lago de Guija, en Metapán, calculan que se perdieron unos 500 quintales de peces que permanecían en las 14 jaulas sumergidas en el espejo de agua,  debido a razones aún desconocidas.

Especialistas de la Unidad de Humedales del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales  (MARN) realizó este día una inspección para investigar qué causó la muerte de los peces.

Mario Batres, miembro de la Miembros de la Red de Observadores Locales Ambientales (ROLA) informó que la muerte de los peces comenzó a registrarse el domingo en horas de la noche, sin que se observarán cambios en el agua. Las tilapias estaban listas para su comercialización.

Las 14 jaulas de tilapia que se vieron afectadas, están ubicadas frente la Playa de Belén. Cada jaula tiene una capacidad de albergar al menos 8 mil peces.
Durante la inspección los técnicos del MARN recolectaron muestras de agua y peces muertos. Además, se examinaron las vísceras de algunas tilapias a fin de evaluar el estado físico.

Los datos recolectados servirán para determinar la causa de muerte de peces, que podría estar relacionada a la falta de oxígeno.
Los resultados de los análisis estarán listos en los próximos días.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *