El Salvador 

Saca enfrentará juicio civil hasta febrero 2018

La Cámara Primera de lo Civil suspendió el juicio por presunto enriquecimiento ilícito contra el expresidente Elías Antonio Saca y la exprimera dama Ana Ligia Mixco de Saca programado para ayer, y lo realizará el 21 de febrero del otro año.

Los dos son procesados por no justificar el origen lícito de su patrimonio. Saca fue demandado por no dar cuenta de $3,970,000 y su esposa por $589,608.

En una resolución emitida el pasado martes, el tribunal señaló que la Fiscalía General de la República (FGR) presentó el pasado lunes, 347 piezas con 69,434 que eran imposible de revisar antes de la audiencia.

“Debido a su gran magnitud y a la prematura del caso, se hace imposible verificar físicamente, ya que se ha señalado la audiencia preparatoria para las nueve horas del día 13 de diciembre del corriente año”, señaló.

Los documentos presentados por la FGR consistían en la ampliación de la demanda y pruebas. Estas no fueron presentados antes porque no habían podido obtenerlas, según alegaron al tribunal civil.

Además, la Cámara consideró que los defensores deben tener acceso a los documentos presentada, y admitió también la no comparecencia del abogado de Saca, Fausto Antonio Molina Gutiérrez, quien solicitó faltar a la audiencia por ser parte de otro proceso penal en un juzgado de Instrucción.

Asimismo, la Cámara justificó que de momento trabaja en apelaciones de otros casos y están próximos a las audiencias probatorias del exsecretario de la Presidencia, Elmer Charlaix, y el expresidente de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Agustín García Calderón, ambos también procesados por presunto enriquecimiento ilícito.

l pasado 21 de noviembre, el tribunal advirtió a Saca que Iván Montecinos de León, su exdefensor, había renunciado y que tenía 10 días hábiles para que nombrar a otro, pero esto no fue cumplido en el plazo.

El jueves de la semana pasada, el demandado -recluido en Mariona por acusaciones de presunta corrupción- solicitó otros 10 días de prórroga a la Cámara para tal fin, alegando que estaba “impedido por justa causa para cumplir con la prevención”.

Pero la instancia judicial determinó que no había razón en tal argumento, porque debía tratarse de una causa que imposibilitara por completo que Saca realizara la diligencia.

Este lunes, según informó el jefe de la Unidad de Prensa del Centro Judicial Isidro Menéndez, Ulises Marinero, el abogado Molina Gutiérrez se mostró parte en el proceso como defensor de Saca.

El expresidente y la exprimera dama, además de este juicio, enfrentan imputaciones por presunto lavado de dinero de $298 millones.

Related posts

Leave a Comment