Deportes 

Selecta Playera: embajadores futbolísticos que engrandecen a El Salvador

Con el cálido clima de la costa salvadoreña y la familiar sensación de la arena acariciando sus pies, la Selección Nacional de Fútbol Playa demostró al Presidente de la República, Salvador Sánchez Cerén, por qué representan un orgullo para la nación.

El mandatario llegó al estadio Costa del Sol, en La Paz, donde sostuvo un encuentro con estos guerreros, a quienes felicitó por su destacada participación en la III Copa Centroamericana Uncaf 2018, que se desarrolló el pasado mes de marzo, donde se agenciaron su tercera corona.

«Una de las características de esta selección es su pasión por el deporte, es su amor por su familia y es la entrega por la patria», les dijo el mandatario.

«Es mi deber como salvadoreño, responder al entusiasmo y a la alegría, que recientemente recibió el país, cuando la selecta de playa ganó el Campeonato Centroamericano y fueron campeones invictos», dijo.

El gobernante les entregó, por ese primer lugar en el torneo centroamericano, un estímulo económico.

Para el estadista, estos jóvenes «son inspiradores de nuestra juventud y generadores de esperanza para el pueblo».

En su visita al estadio, se desarrolló un encuentro deportivo entre la selección y el equipo local de San Marcelino, un juego amistoso que demostró a los asistentes por qué «la Selecta» eleva la adrenalina de los salvadoreños.

El juego no solo terminó con un marcador de 2-0 en favor del combinado nacional, sino que también evidenció los motivos por los que estos héroes nacionales son merecedores de portar el azul y blanco de la bandera salvadoreña.

El portero de la Selección, José Eliodoro Portillo, agradeció en nombre del equipo, el apoyo del gobierno.

«Agradecerle de todo corazón, de manera muy sincera, todo su apoyo durante todo este tiempo, y el compromiso que adquiere nuevamente de seguir apostándole a este deporte», le dijo al Presidente.

Para Rubén Batres, ser parte de la selecta representa un orgullo, ya que poner en alto el nombre del país, es una de sus más grandes satisfacciones.

Por su parte, Rigoberto Alexander Torres, manifestó que ser un miembro de la selección playera siempre fue uno de sus mayores sueños.

«Desde niño, desde que los veía jugar a ellos, siempre sentí el deseo de jugar, y ahora se ha hecho realidad mi sueño. Es un orgullo ser parte de la selección», manifestó.

Related posts

Leave a Comment