Los angeles 

Sentencian a una falsa doctora que inyectaba “grasa de cordero” para aumento de glúteos

Una mujer del sur de California que decía ser especialista en medicina estética para inyectar “grasa de cordero” y otras sustancias como parte de un procedimiento para aumentar los glúteos fue sentenciada este lunes a pasar dos años en prisión.

Ana Bertha Díaz Hernández, de 48 años y residente en el condado de Los Ángeles, también tendrá que pagar $95,000 dólares como multa y restituir otros $30,000 a una de sus clientes que la demandó.

En julio del año pasado la falsa doctora se declaró culpable por alterar un dispositivo médico y hacer mal uso de medicamentos recetados.

De acuerdo con las autoridades, Díaz Hernández decía ser esteticista y persuadía a sus clientes, en su mayoría mujeres, para administrarles ciertas sustancias como parte del procedimiento de aumento de glúteos, que consistía en 15 inyecciones de “grasa de cordero” y silicona en cada nalga, además de aminoácidos para eliminar las estrías.

Una de sus clientes, identificada en la acusación como “I.T.”, resultó con deformación de glúteos luego de cuatro sesiones entre el 2014 y 2015, por lo que en agosto de 2016 tuvo que viajar a Colombia para someterse a una cirugía reconstructiva.

La cliente interpuso una queja ante la Junta Médica de California, pero como esteticista, Díaz Hernández no requería de licencia profesional para aplicar inyecciones.

Autoridades federales abrieron una investigación luego de ser alertadas del procedimiento ilegal que se estaban realizando.

La acusación refiere que Díaz Hernández cobró al menos $40,000 dólares por las inyecciones que de manera imprudente aplicó a más de 10 clientes.

La silicona y la grasa de cordero no han sido aprobados por la Administración de Alimentos y Drogas (FDA) para ser inyectados en ese tipo de procedimientos, indicaron las autoridades.

“ Las inyecciones de silicona para el contorno del cuerpo, especialmente en el tejido profundo de los glúteos y en las grandes cantidades que se requerirían para lograr un aumento visible, representan riesgos y peligros graves”, establecieron los médicos que fueron consultados en el caso judicial.

Related posts

Leave a Comment