El Salvador Medio Ambiente 

TÉCNICOS DE CENTA REALIZAN CURSO SOBRE TECNOLOGÍAS AGROECOLÓGICAS

La Unidad de Recursos Naturales del Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal “Enrique Álvarez Córdova” (CENTA) realizó un curso sobre tecnologías agroecológicas dirigido a técnicos investigadores y extensionistas de la institución que tienen participación en el proyecto “Aplicación de Tecnologías de Manejo Agroecológicas Sostenible de Suelos para mejorar la Fertilidad en los Sistemas Productivos en El Salvador”.

La actividad se desarrolló como banderillazo de salida para la ejecución de la segunda fase de este proyecto que ejecuta el CENTA, producto de  un convenio entre el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y la Iniciativa de Cooperación entre Corea y América Latina para la Alimentación (KoLFACI), con el objetivo de contribuir a la reactivación de sistemas productivos de pequeños y medianos productores a través de la recuperación de los suelos.

Los asistentes fueron técnicos  de extensión de agencias involucradas en la ejecución del proyecto como: Texistepeque, Sonsonate, San Martín, San Vicente, Sesori y Nueva Guadalupe y algunos investigadores de programas que estarán apoyando las diferentes actividades.

El gerente de Transferencia Tecnológica y Extensión del CENTA (a.i.), Ing. Francisco Torres, comentó sobre el trabajo que extensión ha realizado por años en concientizar y orientar a los productores en el buen manejo de los suelos y la intensificación que se ha hecho en este tema desde el 2008.

“En el marco de este proyecto estamos iniciando este curso que nos llama a hacer referencia a los retos y desafíos que tenemos en el tema agrícola: la demanda creciente de la producción de los alimentos, cambio climático y  el suelo.  Desde el 2008 hemos puesto más interés en el tema de la microbiología del suelo, siendo un elemento importante porque está relacionado a la fertilidad; por eso este proyecto tiene una gran importancia porque da cobertura a muchos problemas que tienen nuestras familias productoras”, explicó Torres.

En esa actividad se pudieron intercambiar conocimientos en el tema de cambio climático, caracterización biofísica de la finca, método de producción de plantas en vivero, ordenamiento de finca, uso de productos biológicos para el control de plagas y enfermedades, entre otras acciones prácticas para elaborar productos orgánicos que mejoran la calidad de vida para las familias en el área rural.

Esta segunda fase inició acciones desde octubre de 2017 y estará finalizando en 2020, donde se espera fortalecer la participación activa de 240 productores beneficiarios en el mejoramiento de calidad del suelo con el uso de bioinsumos, biofertilizantes y otros abonos orgánicos, acompañados de buenas prácticas de manejo sostenible del suelo.

Al final de este proyecto también se espera tener 12 fincas demostrativas, que serán las vitrinas para que otros productores puedan observar  resultados de las acciones realizadas en el proyecto.

Related posts

Leave a Comment