California Los angeles 

Tensión y confusión en el inicio de las audiencias rápidas para inmigrantes indocumentados

Este lunes comenzó en San Diego, California, un tribunal rápido para poder procesar rápidamente el flujo constante de casos de cruces ilegales de la frontera sur de Estados Unidos, esto en el marco de la política de “tolerancia cero” de la administración del presidente Donald Trump, el tribunal tuvo una audiencia marcada por momentos de confusión, tensión y objeción apasionada.

41 inmigrantes indocumentados que fueron arrestados durante el fin de semana pasado fueron evaluados durante la audiencia inicial que no fue una lectura de acusación normal.

Los acusados aún vestían la ropa con la que habían sido capturados el fin de semana, y más de la mitad aceptó la propuesta del gobierno de declararse culpables para ser sentenciados de inmediato. La mayoría recibieron sentencias de tiempo cumplido y serán enviados con los oficiales de inmigración para ser deportados a su país de origen.

Pero el increíble y acelerado aumento de los acusados penales arrestados en la frontera entre Estados Unidos y México por cruce ilegal, ha puesto en problemas al sistema de justicia, tanto así que, en algunos casos, los calendarios de audiencias de lecturas de cargos se acumularon al nivel de tener que trabajar por las noches, incluso hasta las 10 p.m. como ocurrió en un lunes reciente.

El tribunal de vía rápida se creó a con base a Operation Streamline, que es uno de los programas que han funcionado a lo largo de la frontera del sudoeste durante los últimos años y es una de las formas en que la corte federal de San Diego decidió adjudicar la afluencia de casos de cruce fronterizo en el marco de la política de “tolerancia cero” del gobierno

Tolerancia cero, es una política de inmigración implementada por el presidente Trump que entró en vigor en mayo pasado y ordena enjuiciar penalmente a todos aquellos que ingresan sin autorización a territorio estadounidense.

La magistratura federal continuó con los juicios en medio de las fuertes objeciones de los defensores, que critican esos programas como una suerte de “justicia en línea de montaje”, que viola los derechos al debido proceso.

La oficina del fiscal de Estados Unidos defendió en un comunicado a la corte de inmigración para delitos menores, diciendo que la oficina “está comprometida a garantizar la seguridad de la frontera y hacer cumplir las normas de inmigración respetando el debido proceso y la dignidad de todos los involucrados”.

Related posts

Leave a Comment