Internacional 

Trabajadores de PDVSA, en Venezuela, se desmayan por el hambre

La hambruna se ha agravado tanto en Venezuela que hasta los mismos trabajadores de la petrolera estatal PDVSA están renunciando a su trabajo al no tener energías para hacer tareas pesadas.

La agencia Bloomberg detalla la historia de Pablo Ruiz, un trabajador de una refinería en Puerto La Cruz, que gana 110,000 bolívares (alrededor de 50 centavos de dólar al tipo de cambio del mercado negro) que solo le alcanzan para comprar menos de dos libras de arroz o harina de maíz.

La única proteína que consume procede de 170 gramos de atún en lata comprendidos en una caja de alimentos que proporciona el gobierno a las familias de bajos ingresos y que se distribuye cada 45 días. “Hace dos meses que no como carne”, dijo. “La última vez que lo hice gaste todo mi salario semanal en una comida con pollo”.

De acuerdo con la publicación, el hambre acelera la ruina de la industria petrolera venezolana dado que los trabajadores están demasiado débiles y hambrientos para realizar tareas pesadas. En momentos en que mueren niños de desnutrición y los adultos revuelven la basura en busca de sobras, la comida se ha vuelto más importante que el empleo, por lo que miles de personas no se presentan a trabajar.

Related posts

Leave a Comment