San Quentin Prison is a foreboding presence overlooking San Francisco bay.

La prisión estatal San Quentin, en California, se encuentra sumergida en un brote de casos de COVID19 después de que transfirieran a reclusos de otras instalaciones.

Este traslado ha perjudicado a cientos de detenidos y a decenas de agentes penitenciarios y personal de la cárcel y ha supuesto una amenaza para la salud pública en el área de San Francisco.

Unas 871 personas encarceladas en San Quentin dieron positivo de COVID-19, según el Departamento de Correcciones y Rehabilitación de California (CDCR).

Es decir, 1 de cada 5 reclusos de un total de 3,507 está actualmente infectado. Por otro lado, 89 miembros del personal del centro penitenciario también tienen COVID19.

La cárcel californiana realiza pruebas masivas a toda la población reclusa y ya ha completado los testeos del personal, según aseguran las autoridades competentes.

California registra 2,435 personas encarceladas con casos activos de COVID-19 en todo el estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here