El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, anunció que abandona “todos los acuerdos” alcanzados con Israel y Estados Unidos.

“La Organización para la Liberación de Palestina (OLP) y el Estado de Palestina están absueltos, desde hoy, de todos los acuerdos y entendimientos con los gobiernos estadounidense e israelí y de todas las obligaciones basadas en estos acuerdos, incluyendo las de seguridad”, indicó Abbas en una reunión de emergencia celebrada en Ramala para discutir los planes de Israel de anexionar partes de Cisjordania.

Asimismo, Abbas dijo que “la autoridad de ocupación israelí, a partir de hoy, tiene que asumir todas las responsabilidades y obligaciones frente a la comunidad internacional como potencia ocupante sobre el territorio del Estado ocupado de Palestina”, según reportó la agencia de noticias palestina WAFA.

En este sentido, Israel debe asumir las “responsabilidades” a las que alude Abbas “con todas sus consecuencias y repercusiones, basadas en el Derecho Internacional y el Derecho Internacional humanitario”, dijo el presidente de la Autoridad Palestina, haciendo hincapié en el Cuarto Convenio de Ginebra.

Así, ha recordado que el convenio «responsabiliza a la potencia ocupante de la protección de la población civil bajo ocupación y de sus bienes, penaliza el castigo colectivo, prohíbe el robo de recursos, la apropiación y anexión de tierras, prohíbe la transferencia forzada de la población del territorio ocupado y la transferencia de la población del estado ocupante a la tierra que ocupa», lo que constituyen «violaciones graves y crímenes de guerra».