Las cenizas y el humo provocado por el incendio Bobcat en el Bosque Nacional de Los Ángeles, por encima de Azuza ha encendido las alarmas en el condado de Los Ángeles sobre la mala calidad del aire.

Según informó el día de ayer Los Ángeles Times, los residentes de las comunidades que están a millas del foco del incendio han reportado que están cayendo cenizas sobre el lugar.

Se preveía que los vientos empujaran humo hacia Arcadia, Azusa, Glendora, Upland y el Bosque Nacional San Bernardino desde el domingo por la noche hasta el lunes por la mañana, sin embargo, por la tarde del lunes, un cambio de viento empezó a llevar el humo hacia el este y noreste dirección a Angeles National Forest y San Bernardino National Forest, así lo informó SCAQMD.

De acuerdo con el director de SCAQMD, Bradley Whitaker, el humo también está afectando a la región de Santa Clarita y a las Montañas de Santa Mónica, así como también otras comunidades también están viendo algo de humo en el rango “bueno a moderado”.

Whitaker espera que la advertencia de calidad del aire; que es especialmente peligrosa para niños, adultos mayores y personas con problemas pulmonares o de corazón; se prorroga también durante este día.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here